Es necesario controlar la inmigración



Alcalá tiene un límite y ya se ha sobrepasado, el aforo está completo.

Se hace necesario un control de la inmigración desde el padrón municipal, Alcalá no puede permitirse acoger más inmigrantes. Debe existir un control en los contratos de alquiler de viviendas y de trabajo.

Lejos de esta actitud el ayuntamiento sigue fomentando la llegada de más extranjeros, se destinan millones de euros de las arcas municipales a ayudas sociales o centros culturales de otras nacionalidades, no se controlan comercios de dudosa actividad o que incumplen la normativa y se permite que haya más de 20 personas empadronadas en una misma vivienda.

Los españoles no huelen la más mínima ayuda, los servicios públicos están colapsados y la inseguridad ciudadana crece día a día, no será de extrañar que empiecen oleadas de disturbios sociales y de amotinamiento a medida que se agrave la situación de crisis estos prómimos años.

Los jóvenes alcalaínos marchan a pueblos de alrededor ante un futuro poco esperanzador en esta ciudad cada día más especulada e infectada, cada vez hay más extranjeros y menos españoles. Desde los años 90 la población local no crece, aumenta el número de habitantes considerablemente pero unicamente por la inmigración. La irresponsabilidad de los políticos ha hecho de Alcalá una ciudad que antes de tener hijos prefiere tener inmigrantes.

No existe ningún tipo de control.

No hay comentarios :

Publicar un comentario