EN LA NOCHE DE REYES

Ha pasado la Navidad y llega la noche de Reyes y el Instituto de la Juventud (sic) hace una recomendación para ese día, elegir juguetes no sexistas para nuestros infantes.

Nosotros que no somos contracorriente por sistema si no por convicción nos sumamos a esa petición. La noche de Reyes, ningún niño sin juguete; y si es posible que no sea sexista. Eso sí, a tan maravillosa petición que seguro acabará con las desigualdades entre hombre y mujer queremos ir un poquito más allá en la recomendación, y a la condición de no sexista pedimos encarecidamente que el juguete en cuestión sea bélico.

Sí, efectivamente, nos da igual que sea niño o niña y que tanto derecho tiene un niño como una niña para aprender jugando a defenderse y es que el futuro que se le presenta a nuestros hijos, hijas incluidas, no es nada pacífico, el Islam avanza otra vez imparable por las tierras de Europa y no sólo ataca ya por sus fronteras históricas de los Balcanes y la península ibérica, si no que crece a un ritmo ocho veces superior al de los europeos en el mismo interior de Europa, y como los que tenemos hijos, y también hijas, no queremos que sean sumisos a la dictadura de mahoma y como han eliminado el servicio militar obligatorio que enseñaba a los mozos de una nación las técnicas y los modos de la guerra por lo menos que nos quede la posibilidad de que nuestros niños y niñas practiquen su puntería en el pasillo de casa; a ellos les va a tocar proteger a sus ancianos padres de ser puteados por el simple hecho de tener vino en la bodega y unos chorizos colgados en la despensa.

Es posible que esta recomendación llegue tarde y que los “reyes” ya hayan elegido la batidora de la señorita Pepis, la escoba con recogedor tamaño mini y el parking de "maicromachin" para ir buscando aparcamiento ya desde pequeño, dese prisa, antes de que lo vean sus hijitos, hijitas incluidas, recójalo y debidamente empaquetado regáleselo a su vecino “buenrollo”, es preferible que éste año los “reyes” dejen carbón, nosotros no estamos dispuestos a que practiquen el sacrificio del cordero con los cuellos de nuestros hijos y en el futuro cercano que ya nos acecha o se es lobo o se es oveja. Feliz dosmildiez.

2 comentarios :

  1. Muy buen consejo, si no queréis tener ovejas...no los eduqueis como ovejas.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo contigo, camarada, esto se va a convertir en
    una lucha de lobos contra lobos,
    procuremos ser los lobos más fuertes.
    Y la mejor manera es el ejemplo:
    enseñemos a nuestros hijos que lo
    único que teme un lobo es a otro
    lobo más fuerte que él.

    ¡Por España!
    ¡Muerte a los malvados!
    ¡Viva España!

    A. Manrique. E2000 Valencia.

    ResponderEliminar