CAPITALIDAD CULTURAL Y GASTO SOCIAL


Nuestra ciudad compitió para ser la capital cultural, para ello el alcalde no reparó en gastos. Se dice por ahí que no fue de los presupuestos mayores pero no creemos eso viendo las posibiliddes reales que por nuestra historia tenemos.

No tendríamos nada que objetar, el dispendio de los políticos en época de crisis muchas veces va en temas con mucho menos interés, no tendríamos nada que objetar repito, si no fuera porque Alcalá es uno de los municipios donde no hay ninguna subvención a los libros de texto.

Nuestra ciudad Alcalá de Henares fue una de las candidatas a Capital cultural para el 2016, nuestro ayuntamiento no ha parado en gastos para intentar conseguir tan preciado sueño y en principio no hay nada que objetar aunque viendo las otras ciudades que han sido anteriormente uno pueda dudar de los supuestos beneficios. Más turismo con lo que contentar al pequeño comercio de souvenirs y a algunos bares y poco más.

Un alcalde como este quiere pasar a la posteridad por su preocupación por la cultura, en estos tiempos de enanos políticos y de famoseo institucionalizado toda esta medianía de politicos quieren pasar a la posteridad como sea (Ruiz Gallardón transformado en Ruiz Faraón etc..).

Pero claro observamos una contradicción flagrante en este tema (como en muchos otros) entre el discurso oficial pepero y la cruda realidad de su gestión municipal.

Un alcalde que ha gastado varios millones en una candidatura cultural y se niega a subvencionar los libros de texto para que los niños alcalaínos demuestra sólo hiprocresía.

Un alcalde que fomenta las celebraciones culturales y que niega la posibilidad de acceso a la cultura a las capas trabajadoras sólo es un demagogo.

Un alcalde que gasta en un programa de actos culturales y dificulta el acceso de los más jóvenes a la educación es algo mucho peor.

Con todo esto nuestro ayuntamiento demuestra estar con la farándula se olvida del pueblo que le paga su salario, creo que una vuelta a la realidad no estaría de más.

El PP ha demostrado una vez más que es sólo el partido de las clases pudientes y que se esconde detrás de un fingido patriotismo para cubrir la defensa de los intereses de los poderosos.

España 2000
Alcalá de Henares

2 comentarios :

  1. Alcalá 2016 ha sido la obsesión de Bartolo igual que lo fueron las olimpiadas para Gallardón

    ResponderEliminar
  2. Comentario anterior tiene toda la razón del mundo.

    Y como a Gallardón, tras haber fracasado en las Olimpiadas, ahora el alcalde de Alcalá está sin rumbo, eso si, tras haber derrochado un montón de dinero en sus sueños

    Alex

    ResponderEliminar