No es una historia más sobre el 11-M. Publicamos nuevamente la emotiva carta de Jesús Dominguez

Conocía personalmente a varias de las víctimas y de los afectados del 11-M previamente al atentado. Presumo que en un mundo dominado por las prisas, la superficialidad y el individualismo, las historias personales pasan desapercibidas y apenas importan a nadie. Quizás ésta sea una de esas que no dejan indiferente.

Juan Pablo Morís, vecino de toda la vida del portal de al lado de mi casa en Alcalá de Henares. Un chico “sano” y pacífico, sin maldad alguna. Era uno de los habituales de la parroquia de San Diego, donde hicimos la confirmación más o menos en la misma época. Mi padre, tras tres días seguidos en el IFEMA identificando cadáveres, juntando todo el valor que pudo en aquellos momentos, subió a la casa de sus padres para entregarles en mano algunos efectos personales de su hijo asesinado. Desde aquél día, su padre, Gabriel Morís, no ha dejado de luchar ni un segundo contra todo y contra todos, en una carrera desaforada por descubrir quiénes y porqué mataron a su hijo. En esta lucha se ha topado con el muro inquebrantable de los políticos de medio pelo, periodistas oportunistas, policías mercenarios, jueces injustos, y lo que es peor, el olvido y la zancadilla continua de quiénes buscaban su descrédito personal como forma de desacreditar a la creciente masa de negacionistas de la versión oficial de lo sucedido el 11-M. Solo Dios sabe a las presiones a las que esta familia ha estado sometida, y sin embargo, hemos podido ver a Gabriel al pié del cañón en todo momento: en las concentraciones, en el juicio, en los medios de comunicación… Chapeau por Gabriel, a quién esta entrega personal en una titánica lucha desigual ha mermado su salud hasta dejarlo en una silla de ruedas.

En el mismo portal que Juan Pablo, vivía Víctor, a quién conozco desde niño debido a que compartimos nuestros orígenes y la profesión de nuestro padre. Víctor se había comprado un piso con su novia Inés, con quién compartía múltiples proyectos e ilusiones que se desvanecieron aquella fatídica mañana de marzo.

El hermano de Víctor estudió conmigo Economía en la Universidad de Alcalá. En otro aula de la Facultad, pero en Empresariales, estudió con nosotros Laura, una chica alta, de melena castaña y ojos verdes, que llamaba la atención de todos los que hacíamos vida universitaria. La siguiente vez que la vi me quedé estremecido. La estaban entrevistando en un medio de comunicación, pero aquella chica espigada, estaba ahora postrada en una silla de ruedas, y aunque había cambiado tanto como para no reconocerla en un primer momento, aún conservaba aquella belleza que nos hizo fijarnos en ella a tantos. Unos meses más tarde me la encontré por la calle, y cual fue mi sorpresa al comprobar que la persona que empujaba aquella silla era Gabi, su novio de antes del atentado, y el padre del hijo no nato que perdió en aquél tren. Si me había sorprendido la valentía de Laura, la entereza de Gabi me conmovió. Lo conocía desde hacía tiempo (de hecho, por casualidad, estaba con él la noche en que conoció a Laura), pero sinceramente nunca pensé que pudiera albergar en su interior semejante calidad humana, y su entereza y vitalidad me llegaron a lo más profundo, y me hicieron reflexionar sobre lo poco que conocemos a estos héroes anónimos.

El día del atentado fue en Alcalá un día de locos: todo el mundo estaba nervioso, la gente intentaba llamar a los móviles de sus familiares y conocidos, pero los móviles no funcionaban bien, incluso hubo un aviso de bomba en la Plaza de Cervantes. Fue precisamente aquí donde se organizó apresuradamente a mediodía un acto de protesta espontáneo. Unos cuantos acudimos a protestar contra los “presuntos” autores de la masacre portando pancartas y algunas banderas de España con crespones negros. No teníamos ningún ánimo oportunista, simplemente queríamos expresar nuestro dolor y rabia contenida. Sin embargo, Bartolo, el Alcalde de Alcalá del PP, no solamente obligó a la policía a que nos quitase aquellas pancartas en las que aparecían lemas explícitos contra los terroristas, si no que además le ordenó al responsable de la policía municipal (delante de nosotros) que nos quitase incluso las banderas de España que portábamos (banderas, insisto, que únicamente portaban un crespón negro). No actuó del mismo modo con las pancartas que portaban los representantes de los sindicatos oficiales.

Luego vinieron las grandes manifestaciones, las concentraciones y los actos de protesta. Entre todo aquel aturdimiento y estupor, la estación de tren se convirtió finalmente en el lugar donde todos los vecinos de Alcalá expresaron su dolor: velas, flores, fotos, poemas, y muchas banderas de España. Así, en todas las estaciones que van desde el Corredor del Henares hasta Atocha, se produjo una catarsis colectiva que cristalizó en una especie de aras o altares colectivos donde cada cual libremente expresó sus sentimientos en forma de todo tipo de exvotos. Creo que fue algo muy positivo, como todo lo que nace de forma natural y espontánea directamente de “la gente”, sin que esté manipulado ni dirigido por nadie. Sin embargo, un día de buenas a primeras, todas estas muestras del dolor colectivo, que en mi humilde opinión, ni molestaban a nadie, ni “herían sensibilidades”, se hicieron desaparecer por parte de los servicios de limpieza del Ayuntamiento de forma escrupulosa.

Entiendo que la sociedad debe curar sus heridas y retomar su actividad habitual tras reponerse de semejante shock, pero hay formas y formas, y a mi me parece que lo que se quiso hacer era dar carpetazo al tema, y “no sublevar a la sociedad”. Es triste, pero para muchos tan solo fue eso, pasar página y a otra cosa mariposa, esperando que el olvido público e institucional hicieran el resto, no vaya a ser que a la gente le diera por pensar por si misma. Paradojas de la vida, la única mezquita (ilegal) que había en Alcalá estaba situada justo enfrente de la casa de Gabriel y Víctor. Me parece curioso el “narcótico social” empleado en aquellos días para que en lugar de quemar mezquitas, la gente se limitó a acudir a estas estaciones y a culpar a Aznar.

Show must go on, y aquí seguimos, sin saber aún a ciencia cierta que pasó aquel día. Aunque una cosa tengo clara: que Aznar no puso las bombas, aunque si fue responsable de haber permitido que 2 millones de personas entraran descontroladamente en nuestra casa, pero que sin embargo, no podían ni pueden criticarle por ello quienes luego han permitido que hayan llegado otros 4 millones de la misma forma.

De todo esto me quedo con la valentía de Laura, la entereza de Gabi, y el tesón de Gabriel Morís… seguro que algún día se sabrá la verdad.

Jesús Domínguez


artículo relacionado: 

11-M: CONTRA EL OLVIDO INSTITUCIONAL. Reflexiones de Jesús Domínguez

22 comentarios :

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Al leer esta carta, solo se me venían a la cabeza recuerdos de esos días, en clase, en la concentración en el instituto, en el ayuntamiento, por la tarde en la concentración hasta la estación,la lluvia, los niños, las velas... Las cosas no cuadran en estos procesos judiciales, en el Caso Parrilla, imputación de dos policías de Entrevias, en internet se puede encontrar, ya les están dando la razón, reconociendo "irregularidades"...VERDAD Y JUSTICIA

    ResponderEliminar
  3. La gente se vende por un puñado de dinero y cuanto más grande sea ese puñado mas calladitos estarán y eso lo sabe hasta el más tonto , y el PSOE pagó bien a las victimas y salvo unos cuantos que suelen ser los que se reunen los 11 en la plaza el resto son gente sin honor , sin dignidad , sin orgullo, pero con dinero.

    ResponderEliminar
  4. Yo es que sigo sin entender la razón de porque el PP no mete más leña con el asunto, no lo comprendo. El otro día en la sexta sacaban un trozo de la entrevista con Gallardón, y afirmaba que pasó lo que pasó, como dando carpetazo al asunto, y en esa misma línea está mucha más gente del PP.

    Voces disidentes hay solamente El Mundo y Libertad Digital. Alguno oportunistamente de vez en cuando se agarra a lo que le conviene de las informaciones raras que van apareciendo en torno al caso, y como que nada e intenta guardar la ropa, pero que no , que no se moja nadie a excepción de esos dos medios.

    En el PSOE yo creo que están aterrorizados de que saliera cualquier cosa que se les diera la vuelta y que en lugar de ganar unas elecciones como hicieron con esto, que las perdiesen irremediablemente.

    ResponderEliminar
  5. El caso es que os tenemos que apoyar todos los alcalainos para que empiecen a rodar cabezas de políticos corruptos , termineis con el problema de la inmigración en Alcalá y que impulseis como dice vuestro candidato una investigación verdadera sobre el 11-M . ( no pido más , las tonterías se las dejo para el resto de partidos ) CONTAD CON MÍ VOTO Y CON MÁS DE MI FAMILIA , LO CONSEGUIREIS SEGURO.

    ResponderEliminar
  6. Mira, he hablado mil veces con algunos del PSOE, me refiero a altos cargos de Alcalá, y hasta ellos reconocen que les dijeron que se agarraran a Pilar Manjón y tiraran para alante, que por haí vendría el Ayuntamiento. Bartlo temiendo esta jugada es lo que ha hecho, él mismo quizás piense como vosotros pero por tema d imagen no lo puede hacer

    ResponderEliminar
  7. ¿Que Bartolo se ha visto obligado a no apoyar a las victimas "reales" del 11M? DE ESO NADA MONADA

    mira, te podría contal mil desprecios que ha hecho su excelentísimo serñor alcalde, y en lo que tiene razón Jesús, es k nadie sabe por lo k ha pasado Gabriel Morís y su familia en estos años, ya que mucha palmadita en la espalda y mucho buen rollo, pero a la hora de la verdad, todo son escusas y pegas

    YO NO OLVIDO!!!!!!!!!!!!!


    aLUCINO Vecino

    ResponderEliminar
  8. MIAU MIAU MIAU, eso decía un cabo de la Legión cuando veía a algún fantasmilla. Barlolo MIAU

    Muy valientes Juan Antonio, desde el ayuntameinto a ver si podéis meter caña a esta chusma, que acordaros que quitaron absolutamente todos los recuerdos, banderas y todos los detalles que la gente dejó en la estación y en el ayuntamiento, ya que decían que no querían altares incontrolados, lo que querían era que no se hablara de ello, yq ue la gente se hechase a la calle a pegar a moros y otros inmigrantes en Alcalá y en toda España, ya que acordaos que un policia le metió un tiro a un etarra retirado en bilbao, y tenian miedo de que la gente tomara el poder y quitara de enmedio a esta casta parasitaria que nos gobierna

    ResponderEliminar
  9. Sois valientes y os pienso votar , he sido y hasta el día de hoy soy afiliado del Pp pero os doy mi palabra y juro que la tengo ,de que os votaré y me daré de baja del Pp y eso que llevo con ellos desde sus orígenes. Sois el futuro pero no cambieis nunca , las cosas claras y por su nombre.

    ResponderEliminar
  10. Os conozco a más de uno y sé que sois tios de los que se visten por los pies , mi hijo es uno de vosotros. Despues de muchos años diciendo verdades como puños ...

    ResponderEliminar
  11. Ánimo y espero que asi sea .

    ResponderEliminar
  12. Cuando lo del 11M estuvisteis ahí, os recuerdo cuando sacasteis la bandera gigante frente al ayuntamiento y llovía a mares y deciais que no era lluvia, que era el cielo el que lloraba y cuando repatisteis banderas a todos los vecinos, entonces muchos pensabamos que erais unos pocos locos algo fachas, Hoy sois en toda la zona del henares la ultima esperanza para muchos.
    Os necesitamos, no os rindais,

    ResponderEliminar
  13. OS VOTÉ CUANDO OS PRESENTASTEIS COMO ALCALÁ HABITABLE ( CON EL FAMOSO -NI UNO MÁS- ) Y OS VOTARÉ AHORA TENGAIS EL LEMA QUE TENGAIS , SÉ QUE PENSAIS QUE LOS ESPAÑOLES PRIMERO EN LAS AYUDAS SOCIALES , TRABAJO , VIVIENDA , SANIDAD ... POR LO CUAL CONTAD CON MI VOTO Y CON EL DE MI HIJA QUE TAMBIÉN PUEDE VOTAR ESTE AÑO ( Y PESE A QUIEN PESE , HE SIDO VOTANTE DE IZQUIERDA UNIDA ) LO CORTES NO QUITA LO VALIENTE Y SOY Y ME SIENTO ESPAÑOL Y OBRERO .

    ResponderEliminar
  14. desde luego lo qeu hay que hacer es apoyar a tope a las víctimas, en especial a Gabriel Moris, algún día le dedicarán una calle en Alcalá :-)

    TODO LO CONTRARIO PARA PILAR MANJON, que no se si es que es la persona más ingenua del mundo o es que su ideología la ciega y dice si buana a todo lo que le dicen los del PSOE

    ResponderEliminar
  15. Recordad al Pilar MOJON...Manjón, aquí huele a talibana sociata, siempre barriendo para casa en este país en el que si hubiera otro 11M pasaría lo mismo, ya que los de un lado y otro siempre pensarán lo mismo sobre los suyos, al del PSOE da igual lo que hagan, que siempre les apoyará, lo mismo los del PP, fijaros con la corrupción en Valencia, o el caso Gurtel, los del PP dicen, ya, pero bueno, más robaron los otros!!!, joder, se supone que si estáis ahí es para ser honrados, por eso os votó la gente, y resulta que si los chorizos son tuyos, los defiendes....

    Lo mismo aplicado a todo, si el PSOE dice que el 11M lo organizó X, todos sus votantes como ovejas harán eso, y lo mismo al revés con el PP

    ole ole y ole, esta es la españa cañí

    Rodri

    ResponderEliminar
  16. existió una trama policial o bien para colocar pruebas falsas o bien para manipular lo encontrado. Ese fue el caso del explosivo hallado en la Kangoo, de la mochila de Vallecas, del Skoda Fabia o de los falsos terroristas suicidas. Sanchez Manzano es la punta del iceberg de esa trama. En el ámbito judicial Del Olmo fue un incompetente y Bermúdez un oportunista que cambió de caballo mientras cruzaba el río.

    ResponderEliminar
  17. Llevan 53 meses consecutivos concentrándose en Alcalá de Henares, en unos actos sencillos de homenaje a las víctimas y de reivindicación de la verdad del 11M.

    Gabriel Moris une a su condición de víctima del 11M, como padre de Juan Pablo, la de haber participado en el juicio del 11M como perito de parte en la pericial de explosivos ordenada por el juez Gómez Bermúdez. Por ese motivo es una persona cualificada y legitimada para hablar del 11M, y para exigir que se investigue hasta el final con todas las consecuencias que de ello se deriven, porque "no se puede olvidar lo inolvidable".

    En el verano de 2008 una grave y rara enfermedad le mantuvo muchos meses al borde de la muerte. Tras una durísima rehabilitación, siempre acompañado por su mujer, Pilar Crespo, ha conseguido superar gran parte de las secuelas físicas provocadas por esa enfermedad. Sin embargo, ni la dolencia, ni las limitaciones físicas que le provocaron, han podido terminar con su voluntad de seguir peleando y reivindicando la verdad del 11M.

    Hoy les ofrecemos su última intervención, el pasado 11 de febrero. Gabriel explica, en primer lugar, los motivos por los que vuelve a la plaza un mes detrás de otro: "Mis razones para estar aquí es que ese desdichado día perdimos para siempre a nuestro hijo Juan Pablo con sólo 32 años. Era una persona con una capacidad enorme de relación y de comprensión. Sobre todo para con la gente más sencilla. Iba a trabajar, como casi todos los que iban en los trenes".

    Enseguida empiezan sus reproches: "Ni sindicatos, ni partidos políticos, ni parlamentarios, ni la sociedad en general, quiere saber nada de lo que pasó el 11M. Todo eso se gritaba el día que mataron a tantas personas. Alguien dijo que España no se merecía un Gobierno que le mintiera. Ese mismo 'alguien' no ha vuelto a repetir la frase hoy, a pesar de que no sabemos quién lo hizo, ni por qué lo hizo, ni para qué lo hizo".

    Y lanza un reto: "Reto a cualquier autoridad, representante de nuestro Estado de Derecho, que fue elegida por nosotros, que viven de nosotros, a que me convenza de que lo que estoy diciendo no es cierto". En relación al único imputado, Moris quiere que "los representantes de nuestro Estado de Derecho me digan a mí si ese solo señor pudo cometer los atentados. Si no fue él, o si no fue él sólo, ¿qué hace el Estado para salir de la situación que tenemos?".

    Se pregunta Gabriel que "si los que nos faltan estuvieran viéndonos ¿estarían contentos de nosotros como familiares, o estarían contentos de la sociedad en la que han vivido y han trabajado y han arrimado el hombro para que la sociedad fuera más libre y más justa?"

    En otro momento, habla de aquellas manifestaciones del "No a la guerra" y comenta: "Si alguien nos dice mañana que se ha vuelto a cometer un atentado similar al del 11M seguro que nos encolerizábamos todos. Con seguridad, no me cabe duda. Pero por las manifestaciones que se hicieron pidiendo paz aquel día, ¿hemos logrado algo? ¿Había guerra para cometer el atentado? ¿La guerra de Irak tuvo algo que ver? ¿Por qué seguimos en guerra en Afganistán?"

    Mes a mes, Gabriel se hace preguntas sobre porqué se ha actuado así ante la masacre del 11M y porqué no se quiere investigar hasta el final: "¿Qué no podría salir si se abriera como debe de hacerse una nueva investigación del 11M? La verdad es que todas estas preguntas nos hacen pensar lo peor".

    Por último, se lamenta de la actitud de los políticos hacia las víctimas: "¿Por qué no se da la palabra a las víctimas para que nos expresemos libremente en el Parlamento?" se pregunta, para reflexionar a continuación: "Sí, se han llevado a víctimas allí. Pero se han llevado de espectadores y de objeto de conmiseración por parte de los políticos que tienen tan buen corazón que las reciben allí como si fueran bichos raros. Si el nicho electoral de las víctimas fuera del 20% de la población, igual cambiaban su actitud".

    ResponderEliminar
  18. Adelante , sois los mejores , no dejeis que os paren , lo intentarán unos y otros.

    ResponderEliminar
  19. Yo he votado al PP y al PSOE y ya no me dejaré engañar nunca más , hace 4 años me faltó muy poco para votar a alcalá habitable y en el último momento cambié de idea , reconozco que me equivoqué , el problema real y el más gordo el tema de la inmigración , esta ligado al paro , a la delincuencia , a la seguridad social ... Y al 11 M también. Ya que en España no tendría que haber ni un solo inmigrante ilegal y menos musulman . Votaré a España 2000 y os daré a conocer aunque en mi familia hay mucho imbecil , atontao y me atrevería a decir que retrasado , ya que todo el día hablan de lo malo que es la inmigración y siguen votando al P P .

    ResponderEliminar
  20. El PP os pondra la zancadilla , os intentará silenciar , no os dará permisos y mucho más . Sé que más de un afiliado de ellos han comentado que se iran a vuestras filas , espero que nos podamos conocer todos el dia de las elecciones en la celebración . Mi familia tiene un restaurante y ya les dije que si lo conseguis habria que celebrarlo y me dijeron que barra libre ( tienen palabra )Lo dicho , primero lo celebramos en la plaza con cava y fotografos de toda España.

    ResponderEliminar
  21. Yo tb conozco a la familia de Morris, a su hermano, a su hermana, sus padres, su primo... Tuve relación con ellos cuando yo era niña, con su primo sigo teniéndola... El mismo J.Pablo nunca se podría imaginar lo mucho que me he acordado de él en los últimos años. Gracias por haberme vuelto a hacer pensar en él, porque no se merece que caiga en el olvido, era una gran persona y tenía una gran familia, seguro que él mismo habría sido un gran padre como lo es el suyo. Gracias Jesús no dejarnos olvidar.

    ResponderEliminar
  22. Un compañero del ejército ese día murió en los trenes , hablabamos mucho de pólitica entre nosotros,entre nosotros deciamos las cosas claras , pena de muerte , cadena perpetua ,nos venden los políticos ... Y él , y yo, siendo los peleles que todo político quiere tener de militar , sin opinión , sin hablar ,tragando mierda , tragando traiciones ... Desde aquí , modestamente pido que llegueis tal y como decís a la verdad , hasta el final. Y que los culpables sean políticos o no , etarras o musulmanes , paguen con sus vidas, por las vidas que ellos han quitado. ( YO NO PODRÉ AFILIARME A VUESTRO PARTIDO , PERO VOTAROS SI )

    ResponderEliminar