"Inmigrantes, a Zapatero y a Bartolo se los daría yo"

Nos hacemos eco del interesante reportaje de Ignacio Sánchez (Alcalá Digital). La triste realidad de los españoles que viven en los barrios conflictivos comienza a hacerse visible en algunos medios de comunicación. Mientras, la banda de los 4 pretende seguir ocultando la realidad.

MADRID, ALCALÁ DE HENARES.- Por Ignacio Sánchez, (ALCALADIGITAL)  finales de las años setenta, enfrente de las ruinas de la antigua Compluto, cuando Alcalá de Henares recibía mano de obra española para cubrir la fuerte demanda de las empresas que por aquellos años se estaban consolidando en la ciudad, Alcalá Industrial, Ibelsa, Cointra, Metalurgica Española, La Seda de Barcelona, Roca, etc., se construyeron barrios obreros, viviendas de protección oficial, como se denominaban en la época, algunas incluso todavía hoy en día conservan la placa con el escudo de falange sobre los portales. Extremeños, andaluces, castellano-manchegos hicieron de Alcalá de Henares su hogar.
Fueron buenos años donde las familias se consolidaban, nacieron sus hijos y sus nietos, Alcalá era ya su casa, sus hijos estudiaban en los colegios, en los institutos y hasta en la universidad. Pasaron los años, llegaron otros vientos económicos y vieron como Alcalá se desindustrializaba, el que podía acogerse a una prejubilación lo hacía, otros esperaban anticipar la hora de la jubilación, mientras otros eran victima de algún que otro ERE.


El caso es que el barrio se quedó pronto obsoleto, se fue deteriorando ante la mirada indiferente de los sucesivos ayuntamientos, más parecía un barrio propio de los años 60, lo que motivó a la serie de televisión "Cuéntame" la elección del barrio para filmar sus primeros capítulos.

A principios de los años ochenta en la amplia calle Magallanes se realizó un parque lineal, con templete de música, juegos infantiles, muy demandados en aquellos años por la chiquillería, y unas pistas polideportivas; hasta incluso se realizó una pista para patinar.

Siguió pasando el tiempo, con la llegada del "boom inmobiliario", mucho de los antiguos vecinos se fueron del barrio, en muchos casos empujados por sus hijos, decidieron mejorar su clase de vida; era la época del chalet adosado, todavía a buen precio, si no, en Alcalá en los pueblos aledaños.

Pero mientras los emigrantes españoles de aquella primera hornada iban poco a poco dejando el barrio, otra hornada, esta de inmigrantes latinos y de ciudadanos procedentes del este europeo se introducían en un buen número de viviendas.

Si en un principio el ciudadano alcalaíno tolerante, conocedor de sus orígenes y siempre abierto a la cultura de otros países aceptó de buen grado la presencia de ciudadanos de otras culturas y nacionalidades, el paso del tiempo fue deteriorando la zona, hasta el punto que muchos vecinos se están sintiendo extranjeros en su ciudad.
Alcaladigital ha querido conocer sobre el terreno, los problemas y las dificultades que están teniendo estos alcalaínos con la presencia de inmigrantes extranjeros.

A la sombra de los árboles que anteceden la entrada de Compluto, un grupo de personas mayores jubiladas, forman su habitual tertulia, se conocen de muchos años en el barrio, pero en sus comentarios se nota una fuerte crispación.

La presencia de un extraño y más si es periodista siempre es acogida con recelo, por eso cuando nos identificamos como tal, es mejor comenzar la conversación sobre temas triviales, y una vez generada su confianza entrar poco a poco en su debate, es mejor primero escuchar, antes que preguntar, pero apenas nos dejan, tienen ganas de hablar y de contarnos cosas, no quieren dar sus nombres, ni que les saquemos fotografías, entre otras cosas "porque aquí nos conocemos todos y te pueden hacer cualquier cosa". Son personas amables, dicharacheras, da gusto hablar con ellas, que están dispuestas a denunciar cualquier situación, aunque se aprecia una cierta desilusión y melancolía en sus voces "se han hecho los dueños del barrio, esto no es inmigración, es invasión" nos dice la persona que tras unas gruesas gafas negras más alza la voz; continúa, "A Zapatero y a Bartolo se los daría yo", "aquí mucho mirar por el extranjero y a los españoles nos tienen abandonados". (Suavizo la frase).

Otra de las personas nos cuenta, "el mayor problema que tenemos es que se te meten en las casas, no pagan comunidad, ni servicios, nos dejan la suciedad por todos los sitios, y lo que no pagan tenemos que pagarlo el resto de los vecinos".

Otro de los contertulios nos dice, "primero se mete uno, luego van poco a poco metiéndose los demás, aparte de no pagar, el ruido es insufrible".

Observamos que las pistas deportivas, que presentan unas pésimas condiciones, están ocupadas por ciudadanos de origen latinoamericano, ante nuestra mirada uno de los más mayores nos avisa "si tiene valor vaya allí", ante mi gesto de extrañeza comenta, "los panchitos se han hecho los amos, dicen que eso es de ellos y no dejan entrar a jugar a ningún chico, se tiran hasta altas horas de la madrugada. los vecinos no podemos dormir, estamos hartos de su ruido y de sus botellones".

Un adolescente que se añade al grupo con un perro de raza incierta, nos comenta "aquí apenas hay jóvenes, en cuanto pueden se van a otros barrios o a otros pueblos, los que estamos aquí es porque no tenemos otra cosa, además viven nuestros padres que son personas mayores y no se van a ir ya del barrio, pero es difícil que en cada portal no haya problemas con los "panchitos".

También nos comentan que suele haber una fuerte colonia rumana viviendo en el barrio, aunque matizan "esos no dan problemas, suele ser gente trabajadora que va a lo suyo, aunque esto no quiera decir que como en todos los sitios haya personas malas, pero generalmente la convivencia con ellos es buena". El que primero había iniciado la conversación nos recalca "luego nos dicen que somos racistas, yo no tengo inconveniente de que el que venga a trabajar lo haga con un contrato de trabajo, como cuando nosotros íbamos a Alemania. Allí se nos acababa el contrato y para España. Pues aquí lo mismo, una vez se acabe su contrato, para su país. Luego dicen que no hay dinero en la Seguridad Social, es normal ante esta avalancha, no quieren más que derechos, pero de obligaciones nada"."Zapatero nos ha metido esta mafia y Bartolo los ha acogido".
Con respecto a la presencia policial en la zona comentan, "La policía viene de vez en cuando da una vuelta y se va, no puede hacer nada si no hay denuncias fundadas".

En cuanto al tema de si han existido agresiones, el comentario es unánime, "en ese aspecto no, podemos desplazarnos tranquilos a cualquier sitio, pero ellos se van haciendo con todo, el principal problema que tenemos es el de las comunidades, aunque solimos salir con los bolsillos vacíos por si acaso, aquí, donde estamos, el otro día quitaron a un muchacho la mochila con toda la documentación y sus cosas", nos recalca.
Le preguntamos sobre si el ayuntamiento tiene conocimiento de esta situación

"Claro que lo saben, pero no hacen nada, aquí solo vienen cuando hay que inaugurar algo en estas cuatro piedras (se refieren a Compluto), aquí cuando las elecciones los únicos que pasaron preguntando fueron unos chicos que ahora están en el ayuntamiento, son los únicos que se interesaron pero no les dejan hacer nada".

Apercibimos que apenas quedan tiendas en el barrio, las que existen son de orientales o de ciudadanos del este.
"Aquí nunca ha habido comercio de barrio el poco que había ha cerrado o lo ha traspaso a los chinos, entre estos y los grandes hipermercados se han hecho con todo".

Después de dejar tan amable compañía, me introduzco en el parque Magallanes, subo andando hacia la instalación eléctrica y la impresión que siento es que no soy bien visto, la cámara fotográfica me delata y observo a mi alrededor miradas amenazantes, prefiero no arriesgarme y guardar la cámara, cuando he avanzado 50 metros siento como si me intimidasen, detrás de mí un grupo de diez o doce menores con pistolas de aire comprimido, en actitud chulesca me conmina a irme con sus miradas. Prefiero dar la vuelta y no arriesgarme, mejor otro día, me digo. A lo mejor tengo más suerte. Aún así intento buscar la instantánea abusando del zoom, los adolescentes se han sentado en uno de los laterales de la pista, en ese momento varios chiquillos están jugando a la pelota, vana ilusión, son desalojados a perdigonazos, uno de los menores me descubre, es mejor poner pies en polvorosa.

Abandono la zona con una rara sensación, a unos metros en una rotonda de entrada a la ciudad se puede leer Alcalá de Henares, Patrimonio de la Humanidad, en el frente, bajo un cielo de azul intenso la Puerta de Madrid y la torre de la Magistral, miro por el retrovisor, no reconozco la ciudad, no se si es la misma, o es que he viajado en el tiempo. Miro el cuentakilómetros, he recorrido poco más de un kilómetro, me convenzo, estoy en la misma Ciudad.





noticia relacionada

La ley de la selva

El pasado jueves 4 de agosto en el parque Magallanes de Alcalá de Henares ocurrió una agresión totalmente injustificable y de la que el Diario subvencionado de Alcalá  ha guardado absoluto silencio, actitud mezquina y totalmente antidemocrática.

Un niño de corta edad caía al suelo tras ser golpeado por un balonazo mientras jugaba fuera de las pistas deportivas del parque, el balón que escapo de las canchas, de las cuales ya no quedan vallas o están rotas a pesar de haber sido denunciado en varias ocasiones por los vecinos, le golpeó con gran fuerza, el padre del niño, un decente trabajador de origen europeo, recriminó el hecho a los causantes del daño, un numeroso grupo de andinos que se han apropiado de las canchas en las que celebran, también, fiestas con alcohol y música y con permiso especial del Alcalde.


El grupo de andinos, en torno a unos cuarenta, se dirigieron al padre del pequeño y le propinaron una paliza, algunos vecinos llamaron a la policía y se necesito de la asistencia de cuatro patrullas de la policía local y dos de nacionales.



El padre junto a su hijo fueron conducidos al hospital y allí se le trató de varias contusiones una de ellas en uno de los ojos que presumiblemente le dejará secuelas.


El padre presa del miedo dudaba sobre la conveniencia de denunciar a causa de posibles represalias, ya que vive junto al parque y es fácilmente localizable. Es de los pocos europeos que quedan en ese barrio.


La policía no obstante denunció de oficio.


El problema no es, solamente, que haya habido una agresión salvaje a un padre de familia, el problema es que los espacios públicos para el recreo y el ocio están siendo ocupados y utilizados para otros menesteres y de los que los españoles están siendo apartados y expulsados.

España 2000 seguirá denunciando estos hechos y estos comportamientos incívicos que alteran la convivencia y el modo de vida tradicional de los españoles y europeos.

5 comentarios :

  1. Dice el periodista al final del artículo que sigue en la misma ciudad...  hace tiempo que ya no es la misma ciudad y la situación se deteriora debido a la ausencia de autoridad y consecuentemente la impunidad en la que se saben. Quizá algún día se decidan a aplicar la ley, quizá algún día el hecho de ser extranjero no significará tener más derechos que un español, quizá algún día los españoles empecemos a sentir la necesidad de hacer algo e involucrarnos en lugar de quejarnos. Todos tenemos una parte de responsabilidad en la situación que tenemos pero si queremos vivir con un mínimo de calidad de vida tenemos que empezar a actuar. No tienen ningún respeto por nada y es normal. Vienen de "sociedades" que nada tienen que ver con la nuestra, han llegado aquí y han comprobado que era cierto lo que les decían, no hace falta que trabajes de sol a sol, accedemos a los servicios médicos gratis, tenemos medicinas gratis, si nos tienen que hospitalizar es gratis, tenemos becas que nos permiten escolarizar a nuestros hijos en colegios concertados, comen en el colegio y los libros de texto nos los proporcionan también y ¿Cuanto nos ha costado todo esto?, NADA. Cuando estamos aquí nos dan ayudas para comprar o alquilar una vivenda y todo por la cara. Que trabajen los españoles... y para que no falte de nada nos hemos hecho los dueños hasta de sus espacios públicos, ahora si quieren usarlos nos tienen que pagar Y NUNCA PASA NADA, somos los amos y si alguien se pone chulo le damos una paliza y siempre tenemos a mano una ONG de perroflautas que se encargan de denunciarles por xenófobos y claro, también gratis.
    Esto es el paraíso, manito. (para ellos....)

    ResponderEliminar
  2. Los vecinos de la zona que describe el periodista(Finalde Reyes Católicos) quieren solicitar al Ayto. si no lo han hecho ya que quiten bancos y juegos infantiles de la Plaza de LA ALEGRIA. Drástica y sorprendente medida. Si lo hacen quizás mañana hagan sus botellones en tú casa, y entonces ¿que haran estos?, ¿se irán de sus casas?... nuestros parques también son nuestra casa o almenos la fue. No podemos ceder ante esta situación, tenemos que salir pacíficamente pero con contundencia a decir a estos incívicos que no renunciamos a nuestras casas.
    ¿que pasaría si todos los vecinos deciden dejar sin bancos y juegos infantiles sus barrios?. Ningún anciano donde pasar un rato sentado junto a sus amigos, ningún niño sin sitio donde jugar. NO SE PUEDE CEDER. SI NO SABEN ESTAR QUE SE MARCHEN.

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado sobre todo la parte donde el entrevistado habla de que la gente joven que puede se larga, y que solo se queda la gente mayor que ya obviamente no se puede ir a casi ningún lado (menos hoy en día en plena crisis económica). Esto lo llaman en el Reino unido el White Flag, algo así como la huida blanca, es decir, que los nativos (nosotros) somos expulsados de nuestros barrios por estas gentes conflictivas venidas de remotos lugares.

    Ahora, AHORA, dice el lider del PSOE en Alcalá que los pisos pateras son un problema????

    Pues mira, que empiece por decirle a ZP que modifique la ley para que se pueda limitar el empadronamiento de ILEGALES.... panda de hipócritas y de farsantes

    Están acojonados, ven como en sus feudos de votantes, nuestro mensaje está llegando y calando, y que no somos unos corruptos ni vendidos como todos ellos

    Para lo que queráis, me podéis seguir en Twitter

    ResponderEliminar
  4. Estais abriendo los ojos a más gente de la que podeis imaginar. Adelante y a por ellos.

    ResponderEliminar
  5. Yo también pido papeles para todos (PAPELES DE EXPULSIÓN INMEDIATA PARA TODO AQUEL QUE SE ENCUENTRE DE FORMA ILEGAL O IRREGULAR AQUÍ EN ESPAÑA )

    ResponderEliminar