Aumenta el dinero que mandan los inmigrantes a sus países

(eleconomista.es) Las remesas que los inmigrantes envían a sus países han vuelto a crecer. De hecho, se trata del primer incremento desde que comenzara la crisis. En concreto, han aumentado un 0,83%, hasta los 7.268 millones de euros, respecto a 2010, de acuerdo con los datos del Banco de España. Una cantidad que, aunque pequeña, resulta significativa.

Para empezar es llamativa porque entre 2010 y 2011, la población extranjera ocupada cayó un 8,53%, hasta dejar la tasa de paro entre los inmigrantes en el 34,82 por ciento. Con estos datos sobre la mesa, Rafael Pampillón, catedrático de Economía de la Universidad San Pablo CEU, se explica este aumento, en parte, por la adaptación de la población inmigrante a la economía sumergida para poder seguir enviando remesas a sus países de origen.

Según datos de Fedea, la pérdida de empleo entre la población extranjera duplica a la de la nacionales. Así, en el cuarto trimestre de 2011, de cada 100 extranjeros empleados en los tres meses previos, 11 perdieron su puesto de trabajo, mientras que entre los nacionales la cifra cayó hasta cinco. La respuesta a este doble dígito se debe, explican desde Fedea, a que "los inmigrantes tienen empleos más precarios y están concentrados en sectores de actividad donde la pérdida de empleo es mayor".

Al igual que la población joven, muchos inmigrantes llegaron a España seducidos por los altos salarios de la construcción. Esto sucede, además, entre uno de los colectivos considerado de "difícil reinserción" al mercado laboral.

El 'lado oscuro' 
En la misma línea se manifiesta Pampillón. "Los inmigrantes son una población más flexible y más necesitada de recursos económicos". Es decir, prefieren cobrar un salario más bajo, cambiar de ciudad y de empleo, trabajar más horas e incluso pasarse al lado oscuro de la economía con tal de no perder su fuente de ingresos.

Precisamente esa flexibilidad que han demostrado los inmigrantes es la que puede haberles llevado a aumentar la cantidad de dinero que mandan a sus países de origen. Para la vicerrectora de Investigación, IE Universidad, Gayle Allard, la rigidez del mercado laboral español ha ocasionado, en parte esta situación contradictoria. Hasta que la nueva norma elaborada por el Ministerio de Empleo entró en vigor, era complicado bajar el sueldo de un empleado, o mandarle a otra ciudad. Aunque la población extranjera, al ser más flexible, tenía más facilidad para mantener su puesto de trabajo, lo que ha influenciado a la hora de que los envíos de dinero a sus países de origen hayan crecido.

Sin embargo, el catedrático llama la atención sobre un dato. "Si en la economía sumergida, y también en la legal, los inmigrantes cobran menos, también se deberían enviar menos remesas".De manera que el aumento de éstas se debe, en su opinión, al "espectacular crecimiento de la economía subterránea". "Parece que los extranjeros que trabajan en esa economía informal están aumentando su masa salarial" lo que aumenta las remesas.

La economía sumergida ha crecido en las últimas décadas. De acuerdo con los datos facilitados por los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha), a principios de los años 1980 la tasa de economía sumergida era del 15,5%, en 2009 la tasa es del 23,3%. Es decir, se calcula que se evadieron en torno a 245.000 millones de euros.

Atraídos
Pampillón tampoco obvia el fraude, ya que se ha detectado que hay inmigrantes que se han marchado de España, pero siguen empadronados. "En España hay 'pisos patera' donde teóricamente viven 200 personas, todas empadronadas y casi todas cobrando rentas mínimas de inserción o subsidios de desempleo", explica.

El procedimiento para realizar este fraude es sencillo, basta con que un inmigrante con varios pasaportes cobre los subsidios en España en nombre de los que están fuera. Después, ese dinero se envía desde España en forma de remesas. Y como las cantidades que se transfieren son inferiores a 3.000 euros, no está sujeto a retención fiscal y no se declaran ni pagan impuestos.

Sin embargo, la doctora Gayle Allard abunda en otros dos aspectos para explicar el aumento de las partidas enviadas. Por un lado destaca que para la población inmigrante -por ejemplo, marroquíes, rumanos o ecuatorianos- es más atractivo permanecer en nuestro país que retornar a sus lugares de origen, aunque los salarios estén a la baja o la actividad se deteriore. Por otro lado, destaca el atractivo de nuestro mercado para algunos sectores, como es el caso de la Sanidad. De hecho, el 5% de los médicos de América Latina ha emigrado.

8 comentarios :

  1. Nuestros jóvenes preparados se van a otros países a producir, cotizar y consumir allí. Mientras que estos vienen, solo cotiza el 10% y esas honrosas excepciones, sacan el dinero del país...mientras que el otro 90% o trabaja ilegalmente o viven de lo que cotizamos y de nuestra solidaridad, TODO TIENE UN LÍMITE. NI UNO MÁS, NO CABEMOS.

    ResponderEliminar
  2. Yo se de alguno incluso que se ha ido a cobrar el paro o diferentes ayudas españolas desde su país.

    ResponderEliminar
  3. lo malo es que lo peor que tiene España es la balanza de pagos, y esto lo empeora aún más....

    ResponderEliminar
  4. Y LOS COMERCIOS CHINOS20 de abril de 2012, 20:35

    Encima de producir ya prácticamente todo en asia, evidentemente el dinero que sacan de lo que nos venden aquí también lo enviarán allí, así que el dinero que se fuga no tiene que ser poco... para que digan que la inmigración nos es productiva...

    ResponderEliminar
  5. Ni recortes ni leches... servicios sociales españoles , para los españoles. El que venga aquí a España que se pague sus médicos, colegios, abogados, guarderías... Todos los servicios gratuitos que han conseguido nuestros abuelos con sudor ,no los consiguieron para que PP y PSOE se los hayan regalado a los inmigrantes. Y ahora nos exprimen a los de siempre por no tener narices y decir lo que vosotros decis. NI UNO MÁS !!!

    ResponderEliminar
  6. Lo que no es justo, que a un pobre trabajador solo tenga descuento tras descuento en su nómina, y luego a ésta gente que manda dinero no le quitan los descuentos. Eso es lo que deberian de haber echo, para haber tenido controla toda esta gente. Pero claro, ha habido demasiados intereses para pensar en lo que se podia haber echo, para haber radicado todo éste fraude.ntintal

    ResponderEliminar
  7. Yo vivo en Melilla...y no sabéis que pena da todo esto...inmigrantes con móviles y ropa de marca que no puedo permitirme ni yo..con dos titulaciones y sacandome una carrera y no me cogen para trabajar ni de limpiadora... por otra parte, mi madre funcionaria y divorciada (¿justicia? ni le pasan la manutención si quiera, y nadie hace nada), con 3 hijas...y siguen quitandole dinero, que si pagas extras, que si pagas los mismos impuestos cobrando menos...//
    Los inmigrantes, llenan las clases de los colegios, hablan su idioma sin importar si les entiendes o no, la mayoría roban y cometen delitos; los hospitales...con unas colas increibles, y los olores..esa es otra, parece que tienen dinero para todo menos para jabón... Se adueñado practicamente de toda la ciudad, además, se apropian de los terrenos y se construyen pequeños huertos y casas, sin pagar terreno... después tienen derecho a todo tipo de becas, cosa que a mi no me ayudan en la carrera, simplemente por ser española...
    Creo que lo mejor...es tirar o esconder nuestra documentación española, saltar la valla de Melilla a Marruecos, vivir una semana en el monte gurugú, volver a saltar la valla y llegar a España como un inmigrante más, así seguro nos dan ayudas, manutenciones, trabajo y derecho a sanidad.

    ResponderEliminar
  8. ojalá algún día estéis en el poder... confío en vosotros

    ResponderEliminar