Elecciones en Grecia: el pueblo del “rescate”


6 de Mayo de 2012 | Han tenido lugar en Grecia las elecciones legislativas, las cuales pueden considerarse como un nuevo punto de partida para sus ciudadanos, ante las diferentes lecturas que podemos sacar de sus resultados y la fragmentación que va a presentar su parlamento en estos años venideros:

Nueva Democracia -ND- (18,88 %) - 108 escaños

Coalición de Izquierda Radical -Syriza- (16,76 %) - 52 escaños

Movimiento Socialista Panhelénico -PASOK- (13,2 %) - 41 escaños

Griegos Independientes (10,6 %) - 33 escaños

Partido Comunista de Grecia -KKE- (8,47 %) - 26 escaños

Amanecer Dorado (6,97 %) - 21 escaños

Izquierda Democrática -Dimar- (6,1 %) - 19 escaños

Ecologistas Verdes (2,93 %)

Alerta Popular Ortodoxa -LAOS- (2,90 %)

Alianza Democrática (2,56 %).

En primer lugar, los griegos han conseguido identificar, en cierta medida, quienes son parte de los responsables de su situación actual, lo que ha propiciado un descenso de 119 diputados del PASOK. El PASOK es el partido que ganó con mayoría absoluta en las elecciones de 2009. Gobernó hasta Noviembre de 2011, momento en el que la alta finanza y Goldman & Sachs colocó a uno de los suyos como presidente del país, Papadimos. Esta jugada de la Europa del capital y la alta finanza, derivó en un gobierno de coalición en el que se integraron de la mayor parte de la cámara griega, incluyendo el partido “identitario” LAOS, del que hablaremos más adelante.

El fuerte descenso del PASOK, el cual podría asemejarse en España al PSOE, ha revertido en el resto de fuerzas, logrando de esa forma el partido Nueva Democracia (similar al PP) y la coalición izquierdista Syriza (quien no se integró en el gobierno impuesto por la UE) un notable ascenso. No obstante, Nueva Democracia pese a ese ascenso y como ganador de las elecciones, no podría gobernar sin alianzas, por lo que se ha apresurado a tender la mano al PASOK para formar un gobierno de “salvación nacional”. Toda una estrategia para permanecer en el poder los de siempre, apresurándose a remarcar que en ese gobierno deben estar "todas las fuerzas pro europeas para que podamos gozar de una legitimidad política y aceptación en el extranjero".

Por todos es conocida la situación en la que se encuentran los ciudadanos griegos, sobreviviendo a una recesión de dimensiones difíciles de explicar y manejada cual títere por los planes de rescate europeos. Es obvio que en estas elecciones, gran parte de los griegos también han identificado que la Unión Europea es otro de los responsables de su situación, ya que tras su entrada al euro, el país no ha podido ir más cuesta abajo. Un alto porcentaje de griegos, con su voto ha dicho no a esta Unión y no a esos planes de ajuste orquestados por los comisarios europeos, nunca dirigidos al bien del pueblo.

En 2007, el partido identitario LAOS, con su lema “Grecia para los griegos”, logró representación en el Parlamento griego. Es decir, un buen número de helenos ya habían comenzado a identificar el problema del mundialismo y la inmigración ilegal y masiva. No obstante, sus votantes no les han perdonado que fueran partícipes durante un cierto periodo de tiempo de ese gobierno de concentración dirigido desde los señores del dinero, y en estas elecciones han perdido su representación parlamentaria, al quedar un poco por debajo del 3%. Resumiendo, sus votantes se han sentido traicionados y les han dado la respuesta.

La mayor parte de esos votos han ido a caer al partido Amanecer Dorado, quien ha liderado las manifestaciones en las calles y ha mostrado una postura de rechazo frontal a la Unión Europea y a la inmigración masiva. Haciéndose con un nombre en el país pese a la censura de los medios de comunicación, tal y como indicaba su presidente, Nikos Michaloliakos. El respaldo popular de este partido que ha conseguido 21 diputados ha subido como la espuma en los últimos meses, obligando al gobierno griego a la apertura de centros de detención en Grecia para proceder a la expulsión de inmigrantes ilegales, con el fin de mostrar una mano dura con la inmigración que no tenía, y no perder de esa forma votos en exceso.

Finalmente, el Parlamento de Grecia contará con 7 partidos, de diversas ideologías, aportándonos estos datos, los cuales empiezan a ser comunes a todos los países de Europa:

* Una gran parte de los ciudadanos ha mostrado su rechazo a la UE, al euro y sus políticas de rescate.

* Los partidos tradicionales cuando existe la posibilidad de perder poder, no tardan en ofrecerse pactos para evitarlo, aún siendo antagónicos en ideologías.

* Se identifica que la inmigración masiva e ilegal es un gran problema, sobre todo por las avalanchas de turcos diarias que sufren las fronteras griegas.

* Los ciudadanos cada día confían menos en los medios de comunicación y obvian sus soflamas a favor de los partidos mayoritarios, al igual que ha ocurrido recientemente en Francia.


© España2000 - www.alcalainos.es

3 comentarios :

  1. Mis felicitaciones al partido Amanecer Dorado.

    ResponderEliminar
  2. A mi también me alegra la conquista del partido Amanecer Dorado y que los griegos, aunque de una forma muy amarga, se estén dando cuenta de que el enemigo es el mundialismo y todas sus armas: la inmigración entre ellas.


    Eso sí, Grecia tiene un futuro muy negro que puede acercarse a una Guerra Civil

    ResponderEliminar
  3. Yo hubiera preferido que LAOS hubiese entrado de nuevo en el parlamento, se ha quedado muy cerca por lo que veo. Por lo menos ha quedado claro que los griegos no confían ya en la UE.

    ResponderEliminar