Altercado en la Plaza de San Diego


Un policía tuvo que ser atendido de lesiones en una mano. El pasado lunes 4 de junio sobre las 20 horas, agentes de un vehículo radiopatrulla de policía nacional que circulaba por la calle de Libreros observaron cómo tres individuos al percatarse de la presencia policial se fueron corriendo en dirección a la Plaza de San Diego. Hacia allí se dirigió el coche policial con el fin de identificar a los individuos y saber el motivo de su huida. En ese momento la Plaza de San Diego se encontraba llena de público de todas las edades al cual trataron de comprometer los tres individuos, echando a la gente sobre los agentes. Cuando la policía les pidió la documentación comenzaron a gritar: ''¡Racistas que sois unos racistas, nos paráis porque somos rumanos!''. Uno de ellos tiró la documentación al suelo diciendo al agente: ''Cógela tú''. Cuando el policía fue a cogerla le dio una patada en la mano, en ese momento se armó jaleo y los rumanos gritaron: '' La policía nos está pegando''. El público no tomó parte en el asunto y los rumanos fueron arrestados. Los tres carecen de antecedentes delictivos. En la casa de socorro fue atendido un policía de lesiones en un dedo de la mano izquierda y dos de los rumanos también recibieron asistencia médica.


Fuente: PUERTA DE MADRID


jueves 7 de junio de 2012 
Dos mujeres agredidas sexualmente en tres días
Los autores huyeron gracias a la intervención de unos vecinos después de abordar a dos jóvenes en las calles Era Honda y Juan de Austria.


Dos mujeres de 19 y 23 años fueron agredidas sexualmente en las calles Era Honda y Juan de Austria en las madrugadas del viernes y el domingo, según informa la Comisaría de Alcalá. La Policía Judicial investiga los dos intentos de violación y si el autor pudo ser el mismo en los dos casos. Las dos mujeres sufrieron lesiones leves, pero en ninguno de los dos casos el autor pudo consumar las agresiones gracias a la intervención de varios vecinos que oyeron a las dos jóvenes pedir auxilio.

La víctima del primer intento de violación fue una joven de 23 años que se dirigía hacia su coche, aparcado en la calle Era Honda, a las 4.30 horas de la madrugada del viernes. Un individuo la abordó cuando se encontraba ya junto a su vehículo, y la joven cayó al suelo, pero consiguió deshacerse de él e introducirse en el coche. El agresor, sin embargo, entró también por la puerta del copiloto al vehículo, y una vez en el interior, la agarró del cuello, le tapó la boca y se bajó los pantalones. Los gritos de la chica alertaron a los vecinos, y uno de ellos tiró desde su ventana sobre el coche varios huevos mientras avisaban a la Policía. Al comprobar que había testigos, el agresor huyó del lugar. La joven sufrió lesiones leves en la pierna y el tobillo izquierdo al golpearse con la puerta del coche mientras forcejeaba.  

El segundo intento de agresión sexual ocurrió dos días más tarde, también a las 4.30 horas, en la madrugada del domingo. La víctima fue una joven de 19 años que se dirigía a su domicilio de la calle Juan de Austria. El agresor se abalanzó sobre ella cuando se disponía a entrar en el portal. También en su caso dos transeúntes intervinieron cuando la oyeron gritar; uno de ellos ya se había percatado de que un individuo la seguía por la calle. El agresor logró huir. Cuando los agentes del Cuerpo Nacional de Policía llegaron al lugar la joven sangraba por la nariz a consecuencia de un puñetazo que había recibido en el forcejeo, pero no necesitó atención médica.   

Unos 30 años. La primera víctima describió al agresor como un varón español de unos 30 años, 1’80 metros de estatura y complexión atlética. La segunda, como a un hombre de 25 o 30 años, 1’70 metros de estatura y posiblemente español. La Policía Judicial de Alcalá, que investiga los hechos, no descarta que pueda tratarse de la misma persona.



Culpable de apuñalar a un amigo por unas gafas de sol

El jurado declara a Eduardo M.T., para el que la Fiscalía pide 11 años y medio de prisión, culpable del homicidio de Ryan Jacobs junto a su portal de Benito Pérez Galdós.

Una bronca por la venta de unas gafas de sol acabó el 9 de mayo de 2010 con el fallecimiento de Ryan Jacobs, de 18 años, junto a su portal de la calle Benito Pérez Galdós de Espartales. La Audiencia Provincial de Madrid juzgó esta semana al acusado del homicidio, Eduardo M.T., de 34 años, que reconoció su autoría como ya hizo entonces en su declaración en la Comisaría de Alcalá. La Fiscalía solicita para él una pena de 11 años y seis meses de prisión. A la espera de la sentencia, el jurado popular ya ha emitido su veredicto, y le ha declarado culpable por unanimidad.

Discutieron de madrugada, en una discoteca de Alcalá, por unas gafas de sol que Ryan había vendido a Eduardo por 40 euros. Después, ya de mañana, Eduardo, que declaró durante el juicio encontrarse afectado por el consumo de cocaína, se dirigió al portal de Ryan y llamó a su telefonillo. Sus familiares contestaron que Ryan no estaba, a lo que él contestó "lo siento por su madre, pero voy a matar a Ryan".

El joven llegó poco después en compañía de su primo al portal y allí, empuñando un cuchillo de grandes dimensiones, mientras decía "te mato, te mato", Eduardo le profirió una puñalada a la altura del abdomen que le seccionó el intestino delgado y la aorta. Ryan comenzó a sangrar abundantemente. Eduardo se arrepintió de inmediato, y ayudó al primo de Ryan a llevarle en un vehículo al Hospital Príncipe de Asturias, donde falleció.

La Fiscalía solicitó para Eduardo M.T. una pena de 11 años y medio de cárcel por un presunto delito de homicidio, con la atenuante de reparación del daño. También una indemnización de 180.000 para los padres de Ryan. El acusado volvió a reconocer los hechos durante el juicio, donde se mostró arrepentido. El jurado popular ya le ha declarado culpable por unanimidad.




Pillado cuando saqueaba un coche en Pryconsa
Un individuo de 23 años fue arrestado en la madrugada del pasado sábado mientras robaba en el interior de un vehículo estacionado en la plaza de Alonso Carrillo, en el barrio de Pryconsa.

Había accedido al coche, un Peugeot 407, después de fracturar la ventanilla delantera derecha del vehículo. Cuando los agentes del Cuerpo Nacional de Policía llegaron al lugar el hombre se encontraba todavía revolviendo el interior del vehículo.

El individuo salió del coche al ver a los agentes y salió corriendo, pero fue detenido inmediatamente después. El arrestado es un varón de 23 años y nacionalidad  rumana, con otra detención anterior por robo.




Cuatro detenidos y dos policías heridos
Arrestan tras una persecución a cuatro hombres que habían robado una furgoneta en La Garena.

Cuatro hombres fueron detenidos en la madrugada del pasado domingo tras una persecución por laavenida de Madrid que acabó en la calle Alfonso de Alcalá con dos agentes del Cuerpo Nacional de Policía heridos. Los arrestados habían sustraído una furgoneta en la avenida Juan Carlos I de La Garena y en su huída embistieron también contra un coche patrulla. Los arrestados son cuatro jóvenes españoles de entre  19 y 24 años.    

La Comisaría de Alcalá recibió a las 4.30 horas del domingo una llamada que alertaba de que cuatro individuos se encontraban forzando una furgoneta en la avenida de Juan Carlos I. Hasta allí se acercaron varios indicativos del Cuerpo Nacional de Policía y la Policía Local. Ya no se encontraban en el lugar, pero una patrulla policial los encontró poco después circulando por la avenida de Madrid.

Los individuos ignoraron las señales de los agentes para que pararan y embistieron contra el vehículo del Cuerpo Nacional de Policía que se interpuso en su camino para hacerlos frenar. Cuando finalmente fueron interceptados se resistieron a la detención y agredieron a dos de los agentes, que sufrieron contusiones por las que fueron asistidos en la Casa de Socorro. Fueron arrestados como autores de una sustracción de vehículo y atentado contra la autoridad.



Caen tras un robo frustrado en un laboratorio de la M-300
Un hombre fue arrestado el pasado domingo en el camino del Juncal después de que poco antes intentara robar, presuntamente, junto a otro individuo, en la industria Alcalá Farma de la M-300, a la que los dos habían accedido a través de un agujero que habían abierto en la valla perimetral del recinto. 

Los sensores de seguridad de la parte posterior de la nave saltaron al detectar movimiento a la una de la tarde del domingo.  El vigilante de la empresa encontró en el interior del edificio a dos individuos, que salieron corriendo fuera de la empresa en dirección a las vías del tren. Con la descripción facilitada por el vigilante, una patrulla del Cuerpo Nacional de Policía identificó en el camino del Juncal a uno de los dos hombres, que reconoció haber estado poco antes en el interior de la farmacéutica, sin haberse llevado nada del interior. El detenido es un varón de 25 años de nacionalidad española.

Fuente: DIARIO DE ALCALÁ

1 comentario :

  1. acojonante, pero deberíais poner en el título que hay más noticias aparte de la primera, ya qe parece que solo hay un suceso, y se hablan de muchos más

    ResponderEliminar