La delincuencia organizada se asienta en Alcalá

La 'Operación Dragón' se salda con el arresto de 15 ciudadanos rumanos que ha cometido 98 delitos en toda España

Operaban en todo el territorio nacional, pero han sido las pistas que dejaron en los delitos cometidos en la provincia de Segovia los que les han puesto en manos de la Justicia. «Una buena inspección ocular y la toma de pruebas que han podido indentificarles por el ADN han sido claves para el éxito de la intervención», según ha comentado el teniente coronel Juan Miguel Jiménez, jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Segovia. La 'Operación Dragón' sigue abierta, pero ya ha permitido desarticular por completo a una banda de ciudadanos rumanos que se dedicaba a cometer robos en domicilios y, en los últimos meses, también a la sustracción de cable de cobre en urbanizaciones. Las detenciones de los 15 integrantes de la red criminal se produjeron la madrugada del pasado lunes en Madrid, Alcalá de Henares y Laguna de Duero (Valladolid) y han conseguido esclarecer 98 delitos, entre ellos 28 robos cometidos entre diciembre y enero en varios pueblos de Segovia.

La 'Operación Dragón' se puso en marcha tras los primeros robos perpetrados en Segovia, en las localidades de Valdesimonte, Frumales y Fuentepiñel, entre otras. El pasado 11 de junio, de madrugada, agentes de la Guardia Civil de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de Segovia acudieron a los domicilios de los delincuentes que tenían identificados, aunque esperaron a poder cogerles con el material que habían sustraido el mismo día en la localidad abulense de Peguerinos, donde habían robado varios centenares de metros de cableado eléctrico.

El vídeo que han presentado este viernes en la Comandancia de la Guardia Civil de Segovia la subdelegada del Gobierno, Pilar Sanz, y el teniente coronel Juan Miguel Jiménez, muestra la entrada de los agentes en una de las viviendas que ocupaban los delincuentes, tras lo que se produjo en pisos de Madrid, Alcalá de Henares y Laguna de Duero (Valladolid) la detención simultánea de los 15 miembros de una organización criminal dedicada a robar en viviendas y establecimientos de todo el país, a la que se atribuyen al menos 98 robos cometidos en las provincias de Madrid, Segovia, Avila y Toledo.

Todos los detenidos son de nacionalidad rumana, tienen edades comprendidas entre los 20 y los 40 años y la mayoría cuenta con antecedentes penales. La subdelegada del Gobierno, Pilar Sanz, ha explicado que las investigaciones comenzaron a finales del pasado año a raíz de varios robos cometidos en viviendas de la localidad segoviana de Valdesimonte en los que participaron los detenidos, que podrían estar vinculados también con diversos robos con fuerza en las cosas en otros municipios de la provincia, como Frumales y Fuentepiñel.

Estructurada y jerarquizada

De acuerdo con las investigaciones de la Guardia Civil, la organización criminal estaba perfectamente estructurada y jerarquizada con la única finalidad de robar en viviendas y establecimientos públicos y tenía su base de operaciones en las inmediaciones de la plaza de Legazpi de Madrid, desde donde los miembros de la banda salían hacia distintos puntos de España para cometer los delitos.

En los últimos tiempos, dado el elevado precio que ha alcanzado el cobre, el objetivo principal de estos delincuentes era el robo de cables, que después vendían en chatarrerías de Madrid. Precisamente, el registro de entradas y compras de material que realizan los establecimientos dedicados al almacenamiento y transformación de chatarra es uno de los materiales probatorios con que ha contado la Guardia Civil, en concreto la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de Segovia, para seguir la pista de esta red, según ha comentado el teniente coronel Juan Miguel Jiménez.

La voracidad de los delincuentes en el robo de los cables de cobre ha llegado a dejar sin alumbrado público a dos urbanizaciones de las localidades madrileñas de El Berrueco y Talamanca del Jarama, o a la de Peguerinos (Ávila) donde actuaron el mismo día de su detención. La banda, una vez sustraido el cableado tras engancharlo a un vehículo y extraerlo de las arquetas y conducciones de esta manera, procedía a quemarlo para eliminar el aislante de plástico y dejar el metal limpio, que luego enrrollaban en bobinas para su posterior venta.La Guardia Civil continúa sus pesquisas para identificar a los posibles receptadores de este material.

Siguen las pesquisas

La 'Operación 'Dragón' sigue abierta, aunque la Guardia Civil considera que la organización criminal ha sido desarticulado por completo. Las investigaciones aún en marcha ya han permitido esclarecer 98 robos, 28 de ellos en la provincia de Segovia, y no se descarta que puedan producirse nuevas detenciones.

En la fase de explotación de la operación, con el apoyo de la Agrupación Rural de Seguridad, se realizaron siete registros domiciliarios en Madrid, las localidades madrileñas de Alcalá de Henares y Cenicientos y la vallisoletana de Laguna de Duero y se intervinieron numerosos efectos procedentes de los robos cometidos. En las viviendas, la banda robaba todo tipo de efectos, como joyas y aparatos de imagen y sonido, ordenadores portátiles, teléfonos móviles, bebidas alcohólicas, herramientas y colecciones de monedas, que este viernes han sido presentados en la Comandancia de la Guardia Civil de Segovia.

La Comandancia de la Guardia Civil de Segovia, ha indicado el teniente coronel Jiménez, se pondrá en contactoen los próximos días con los legítimos propietarios de los objetos robados para proceder a su devolución. Los 15 detenidos han sido puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia número 1 de Sepúlveda, que ha ordenado su ingreso en la cárcel de Perogordo de Segovia.

Pilar Sanz ha felicitado a los efectivos de la Guardia Civil por el «extraordinario» trabajo realizado y ha ensalzado la eficaz y callada labor que siempre desarrollan los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.



Fuente: http://www.elnortedecastilla.es



Diecisiete detenidos al desarticular una red de matrimonios de conveniencia
La Policía Nacional ha desarticulado un grupo criminal asentado en Alcalá de Henares, Torrejón de Ardoz y Parla que se dedicaba a concertar matrimonios de conveniencia entre españoles y extranjeros en situación irregular, operación en la que diecisiete personas han sido detenidas.

Según ha informado la Policía, los miembros de este grupo asesoraban a inmigrantes irregulares sobre cómo obtener tarjetas de residencia, y también se dedicaban a falsificar tarjetas de identidad, DNI, carnés de conducir, libros de familia, certificados del Registro Civil o contratos de trabajo.

Incluso en alguna ocasión, actuaban como testigos de las uniones matrimoniales.

Como consecuencia de la operación la Policía ha detenido a 17 personas -ocho en la provincia de Madrid, siete en Valencia, uno en Palma de Mallorca y uno en San Sebastián- y ha registrado 11 domicilios -en Valencia, Palma de Mallorca, San Sebastián, Jerez de la Frontera, y varias localidades de la Comunidad de Madrid-.

En ellos se han incautado numerosos documentos falsos listos para su venta y gran variedad de instrumentos para elaborarlos, como máquinas plastificadoras y termo-selladoras, ordenadores portátiles, pen-drives, impresoras, sellos húmedos de la República de Guinea Ecuatorial, sellos fechadores, botes de tintas indelebles o pegatinas circulares con las dimensiones de los sellos de seguridad del Ministerio de Asuntos Exteriores español y soportes en blanco, entre otro material.

La investigación comenzó el pasado mes de enero en Cádiz, cuando se detectó que una ciudadana española, de origen ecuatoguineano, había ejercido el derecho de agrupación familiar en quince ocasiones diferentes.

De este modo sus parientes habían solicitado un visado para viajar a España y beneficiarse así de la condición de familiar de ciudadano comunitario.

Los agentes analizaron las solicitudes presentadas y comprobaron que varios de los documentos aportados eran falsos; además, constataron que la mujer formaba parte de un grupo organizado y realizaba de manera habitual estas actividades ilícitas.

A partir de esta información, los investigadores averiguaron que la falsificación de documentos era solamente una parte de su ocupación principal, favorecer la inmigración ilegal.

La red actuaba en todo el territorio nacional, si bien su centro de operaciones estaba ubicado en las localidades madrileñas de Alcalá de Henares, Torrejón de Ardoz y Parla.

Varios de los miembros de la banda se encargaban de captar a ciudadanos españoles que, previa contraprestación económica, accedían a contraer matrimonio con extranjeros que se encontraban en situación irregular en España.

La red, además de poner en contacto a los contrayentes, les proporcionaban todos los documentos falsos que estos debían aportar para la tramitación de los expedientes matrimoniales o de pareja de hecho.

Además de elaborar los papeles necesarios para la tramitación de los matrimonios de conveniencia, la red elaboraba, bajo pedido y previo pago, todo tipo de reproducciones de distintos documentos para financiar su actividad delictiva.

Las copias generadas eran de buena calidad debido a la especialización de algunos de los miembros del grupo y a las herramientas utilizadas.

La investigación ha sido realizada por la Unidad contra Redes de Inmigración y Falsedades Documentales (UCRIF) de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras, las Brigadas Provinciales de Cádiz, Madrid, Valencia, Palma de Mallorca y Guipúzcoa, las Comisarías Locales de Alcalá de Henares, Parla y Torrejón de Ardoz (todas ellas de Madrid) y el Grupo I de Medios de Pago de la Comisaría General de Policía Judicial.

Fuente: La Razón



Cogen a los autores del atraco a la Caixa de Reyes Católicos

Detienen a tres hombres a los que se atribuyen siete asaltos a bancos en los que robaron más de 400.000 euros.
La Guardia Civil y los Mossos d'Esquadra han detenido a los tres componentes de un grupo especializado en atracar sucursales bancarias a los que se atribuyen, entre otros robos, el asalto a la sucursal de La Caixa de la avenida de Reyes Católicos del pasado 11 de enero, de la que tuvieron que huir después de la intervención involuntaria de un cliente, que no se percató de que estaban atracando y forcejeó con el atracador que no le dejaba entrar al banco. A los arrestados se les atribuyen siete asaltos a bancos en Cataluña, Navarra, Aragón y Madrid en los que obtuvieron un botín de más de 400.000 euros.

Realizaban un estudio minucioso del entorno de la oficina bancaria, de las características de la sucursal y de los empleados. Actuaban generalmente cinco minutos antes de la hora de cierre y perpetraban los robos mediante intimidación con armas de fuego simuladas. Así actuaron también en la oficina de Reyes Católicos, a la que un varón accedió poco antes de las dos de la tarde armado con una pistola mientras su acompañante vigilaba en la calle a la entrada de la oficina. El atracador apuntó en la cabeza a uno de los clientes que estaban siendo atendidos en ventanilla y obligó a los cinco usuarios y a dos trabajadores a esconderse de rodillas detrás del mostrador. La directora del banco, a la que obligó a abrir la caja de seguridad, sufrió un golpe en la cabeza. La entrada en la sucursal de un cliente, que forcejeó con uno de los atracadores, les hizo huir.

Fuente: Diario de Alcalá



OTROS SUCESOS:

Detenidos por una bronca en Nueva Alcalá

Una joven resultó herida y dos jóvenes detenidos por amenazarla de muerte con un cuchillo.

Una joven resultó herida y dos hombres fueron detenidos por amenazas en la madrugada del domingo a consecuencia de una reyerta que se produjo en la calle Río Tajuña de Nueva Alcalá. La pelea, en la que participaron una decena de personas, acabó con la llegada de varias patrullas del Cuerpo Nacional de Policía, que encontraron el cuchillo y los dos palos con los que los dos detenidos habían amenazado de muerte a la joven herida y a otras dos acompañantes. Antes de eso, según señalaron las víctimas, otras dos jóvenes las habían agredido.     

La Comisaría de Alcalá recibió una llamada a las seis de la mañana del domingo que avisaba de la reyerta que se estaba produciendo en la calle Río Tajuña de Nueva Alcalá. Los participantes huyeron, y dos de las patrullas persiguieron a dos de los jóvenes que habían participado en la pelea, que en la huída arrojaron un cuchillo y dos palos de madera contra varios vehículos aparcados. Uno de los impactos fracturó la luna de uno de los coches. Los agentes detuvieron a los dos jóvenes, de 19 y 20 años.  

Tres jóvenes, una de ellas herida de carácter leve, se encontraban aún en el lugar de la pelea. Según indicaron a los agentes, momentos antes habían discutido con dos chicas que las habían agredido. Los dos jóvenes arrestados, que acompañaban a las dos chicas según el relato de las víctimas, habían intervenido en ese momento en la pelea para amenazarlas de muerte con el cuchillo y los dos palos de madera.

Fuente: Diario de Alcalá

Robo en un locutorio

El pasado sábado día 9 de junio, sobre las 5:30 horas de la madrugada, una llamada telefónica al 112 comunicó que se estaba cometiendo un robo en el locutorio telefónico El Val, situado en la Avenida de Lope de Figueroa. Al lugar acudieron agentes de dos radiopatrullas de guardia, uno de policía nacional y otro de policía local que hallaron forzada la verja del establecimiento y roto el cristal de la puerta de acceso al locutorio. Cuando los agentes entraron para inspeccionar el local hallaron en el interior escondido tras el mostrador a un individuo que la empredió a cabezazos y patadas contra los agentes para tratar de impedir la detención, los dos agentes tuvieron que ser asistidos en la casa de socorro de contusiones. Al detenido, J.M.R.A., de 28 años de edad, le constan 13 detenciones, la última en marzo de este año por robo con fuerza.

Fuente: Puerta de Madrid


3 comentarios :

  1. otra vez... ALCALÁ CIUDAD DE LAS BANDAS16 de junio de 2012, 11:51

    Bueno pues nada, más evidencias de que estamos muy lejos de ser la ciudad segura y apacible que dice el comisario, Bartolo y Esperanza Aguirre.

    ¿Casualidad que la mayoría de delitos sean cometidos por inmigrantes? Menudo coladero de sinvergüenzas que somos... está claro que hay españoles que también delinquen, pero si vienen más... si son menos que nosotros y el porcentaje de delitos que se cometen apuntan de forma mucho más amplia a inmigrantes, no hay que pensar mucho. No es racismo ni xenofobia, es sentido común.

    Españoles delincuentes a la cárcel a picar y hacer carreteras, inmigrantes delincuentes fuera de España.

    ResponderEliminar
  2. HAy que apuntar que últimamente los medios pasan por alto la nacionalidad, sobre todo cuando en otros sucesos están involucrados inmigrantes lo omiten en todos y fuera. Por otra parte también decir que siempre que pone ''de nacionalidad española'' habría que ver si es uno de esos que le han regalado el DNI, ya que no es que sea muy dificil conseguir la nacionalidad... o también si es de cierta etnia venida de India que tras cientos de años aún no se ha integrado.

    ResponderEliminar
  3. a esos que se casan por conveniencia para regalar la nacionalidad a los inmigrantes, habría que meterlos en la carcel por traición

    ResponderEliminar