La herencia de Bartolo que está pagando Alcalá


Su herencia: 53 mil euros al día en intereses de la deuda, o lo que es lo mismo, más de 2 mil euros a la hora.

Estos datos solo reflejan el pago de los intereses de las deudas a lo que se tiene que añadir el gasto corriente del presupuesto como puede ser gasto de personal, luz, y demás. Una situación insostenible para un ayuntamiento como el de Alcalá de Henares.

(ALCALADIGITAL) Las medidas que ha adoptado el Gobierno para el pago a los proveedores con facturas pendientes de cobro por parte de los ayuntamientos van a suponer un lastre para las maltrechas arcas de la mayoría de las corporaciones locales.

Aquellos ayuntamientos que en los últimos años no han hecho los deberes se van a ver todavía más hipotecados durante la próxima década.

El ayuntamiento de Alcalá de Henares, y por ende su máximo responsable, el alcalde, debería de dar cuentas de la deuda acumulada en las pasadas legislaturas, sobre todo aquellas en que la bonanza económica debido al “ladrillo” debió de generar ingresos suficientes como para no pasar apuros en los siguientes años. Precisamente el Consorcio Alcalá Garena fue uno de los que más ingresos ha generado para Alcalá y seria interesante conocer, importes y destinos de los mismos, porque muchas obras e infraestructuras de Alcalá se publicitaron sus pagos con las plusvalías obtenidas por este consorcio, entre otros los 12 millones de euros destinados a la remodelación de la manzana de los cuarteles del Príncipe y Lepanto, propiedad de la Universidad tras su traspaso por el Ministerio de Defensa.

El ayuntamiento de Alcalá de Henares presentó al Gobierno un plan de ajuste, en el que incluyó las partidas pendientes de pago a proveedores y que ya recogía como deuda en el presupuesto de 2011.

En total la deuda del ayuntamiento asciende a 94.876.240,60 euros, mientras que la de la empresa pública Promoción Alcalá asciende a 424.783,64 euros, y la de Alcalá Desarrollo a 252.165,31 euros. Estas partidas hacen un total de 95.553.189,55 euros.

Pero lo que no recogen estas partidas es la deuda total que se debe a los bancos y que podría estar entorno a los 88 millones de euros. Según el presupuesto de 2011 los gastos financieros ascienden a 5.171.000 euros, aunque están sin desglosar se suponen que incluyen la amortización de capital, más los intereses.

Cuando a finales de mayo se hicieron extensivos los pagos a proveedores de la deuda pendiente, estos pagos se han realizado a través de un crédito sindicado bancario del que se han abonado las deudas directamente a los proveedores.

Está pésima gestión financiera en la demora de los pagos a proveedores ha hecho que muchas pequeñas empresas y autónomos hayan tenido que echar el cierre a sus comercios y empresas, pero el ayuntamiento ha quedado todavía más hipotecado.

Al lastre que suponen las millonarias deudas hay que sumar los intereses que el ayuntamiento de Alcalá de Henares, porque aquí nadie da “duros a pesetas”.

El ayuntamiento de Alcalá de Henares, tendrá que devolver 95.553.189,55 euros en un plazo de 10 años, con dos años de carencia y con un interés que puede estar entre el 5 o 6 por ciento, esto quiere decir que el total de intereses a devolver en 10 años será de 47.500.000 euros contando que el interés sea del 5 por ciento.

Como hay dos años de carencia esta cifra habría que dividirla entre ocho, los que supondría un pago de intereses anual a partir del tercer año de 5.972.074, 34, cifra a la que habría que sumar la amortización de capital del crédito 9.555.318,95, esta cifra es la que se pagaría los dos primeros años; mientras que los ocho restantes sería de 15.527.393, 29 euros, cada año, solo por este préstamo. Ahora bien como según el presupuesto de 2011, ya se estaban pagando unos gastos financieros de 5.171.000 euros año, sumando la amortización de capital más intereses el total a pagar en un año a partir del tercero sería de 20.696.269, 89 euros.



En este cuadro se pueden ver más detalladas las cifras.

Durante los dos primeros años.

Amortización de gastos financieros corrientes:                    5.171.000


Amortización de capital crédito sindicado                           9.555.319

                                                                                  Total 14.726.319 euros anuales

Durante los ocho años siguientes.

Amortización de gastos financieros corrientes:                    5.171.000


Amortización capital crédito sindicado:                                9.555.319


Amortización intereses crédito sindicado:                            5.972.074

                                                                                  Total 20.698.393 euros anuales

Por consiguiente:

                        14.726.318 x 2 =        29.452.636


                        20.698.393 x 8 =      165.587.144



Total a pagar en 10 años:       195.039.780 euros

Lo que supone pagar al año 19.503.978 euros


Al mes                                    1.625.331 euros


Al día                                          53.435 euros



Los datos de lo gastos financieros corrientes se han estimado según lo reflejado en el presupuesto de 2011, aunque pueden variar para más o para menos en el resto de ejercicios.

En cuanto a los intereses del crédito sindicado se han estimado en un 5 por ciento anual, por lo que las cantidades detalladas en función del tipo de interés finalmente aplicado podrían variar.

Y que pasa si no se paga, pues que el Tesoro cuenta con la garantía de retener a los ayuntamientos los ingresos provenientes del Estado.

Esta compleja situación hace que esté quien esté en el ayuntamiento carezca de margen de maniobra para poner al día económicamente los asuntos de Ciudad. Un lastre que ahoga las iniciativas que puedan tener los distintos partidos políticos que puedan tener la responsabilidad de gobernar y que les obliga a crear políticas de máxima austeridad hasta que se pueda pagar tanta deuda, si es que se puede.


La deuda ahogara los próximos 10 años al ayuntamiento de Alcalá.- 24.374 euros hora. 584.967 euros día y 17.792.748 euros mes  
  
(ALCALADIGITAL) Transparencia, una palabra maltratada por el ayuntamiento de Alcalá de Henares, y al que los partidos políticos se acogen para seguir insultándola. Tras nueve años de poder contínuado Bartolomé González ha demostrado ser un pufo más para el ilusionado pueblo de Alcalá de Henares que le dio su confianza absoluta en dos legislaturas tras el nefasto ciclo de Peinado-Suarez Machota. Han pasado nueve años de aquello, y como el tiempo es el que da y quita razones, la esperanza bartolista, se ha convertido con el tiempo en decepción por la política desarrollada y en un despilfarro continuado de caudales públicos.

Bartolomé González ha hecho todo lo contrario que a un buen alcalde se le debe exigir.

Un buen alcalde es aquél que sustituye la estima al poder por la obsesión de resolver los problemas.

Un buen alcalde es aquel que sabe anticiparse a los problemas, nunca negarlos, diluirlos y lo que es más grave crearlos.

Un buen alcalde nunca esquiva los problemas heredados, debe de tener la certeza de arreglarlos.

Un buen alcalde jamás puede prometer lo que desconoce si se podrá hacer, debe sustituir su ego y el populismo por la sensatez, un alcalde nunca debe engañar ni dejarse engañar.

Un buen alcalde debe de tener conciencia, porque sin ella, no se puede repartir sin crear, debe de tener conciencia de que una sociedad justa debe ser simétricamente una sociedad más rica.

Un buen alcalde no va regalando los recursos de sus vecinos, sino que los utiliza como semillas para crecer, resolver y enseñar a conseguir recursos en su propio ayuntamiento.
Un buen alcalde debe entender del inmenso valor que tiene la relación con otros líderes, siendo capaz en ellos de despertar una admiración hacia su persona, no solo hacia el cargo que ejerce.

Y un buen alcalde es aquel que debe rodearse de gente inteligente, incluso más que él, entendiendo que su gran fuerza empieza por la de su propio equipo.

Bartolomé González ha ejercido de alcalde ajeno a estas directrices, dejando un ayuntamiento económicamente en la miseria, sin capacidad de maniobra, con una herencia económica de difícil solución, con unos elevados gastos de personal, en el ejercicio de 2011 fueron de 102.484.486 euros y una deuda financiera inasumible.


En la tarde-noche previa del pleno extraordinario que debió de aprobar el plan de ajuste, la interventora municipal se puso en contacto con los diversos grupos políticos para informarles, que de no aprobarse ese plan de ajuste el ayuntamiento entraría en quiebra.


Y es que no es de extrañar que el Ayuntamiento de Alcalá de Henares halla hecho gala de ser de los menos trasparentes de España.

Cuando se presentó y aprobó el presupuesto de 2011, se informó de que este ascendía a 194.600.000 euros, pero se obvió el Estado de Consolidación global que ascendía a 198.786.653 euros. La diferencia es motivada por el Organismo Autónomo Ciudad Deportiva Municipal, 8.380.653 euros de presupuesto. El Organismo Autónomo Instituto de Planificación y Gestión Ambiental, 882.000, por cierto no se contemplan gastos de personal. Ente Público Alcalá Desarrollo, 2.390.000 euros de presupuesto y Promoción Alcalá 2.670.000 euros.

Del presupuesto final consolidado y resumido del ayuntamiento de Alcalá de Henares publicado en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid, nº 41 de fecha 18 de febrero de 2011, por un importe de 198.786.653, se desprende de que los gastos de personal ascienden a 103.725.285,80 euros.

En ningún momento el presupuesto recoge la deuda pública municipal existente a obras, servicios y suministros que ascienden a 94.876.240, 60 euros, solo la del ayuntamiento, sin incluir el resto de organismos autónomos municipales.

Esta exclusión de la deuda en cualquier balance de una empresa, serviría para poner de “patitas en la calle” a los gestores económicos y a sus responsables.

Y es que por lo que se ve en los balances municipales las deudas se excluyen sistemáticamente, se obvian y la oposición o se tapa los ojos y mira para otro lado, callando y otorgando, o intentar llegar al fondo de un asunto cada vez más traslúcido y lleno de interrogantes.

Con la llegada de la crisis el victimismo hace llegar a nuestros ediles, intentando dar a conocer a la opinión pública que los primeros sacrificados son ellos, siendo los primeros en aplicarse los recortes. Pues bien, Bartolo en el ejercicio 2009 firmó un presupuesto para los órganos de gobierno y personal directivo de 1.701.475 euros. En 2010 ese mismo presupuesto era de 2.776.728 euros. Y en 2011 con eso de la crisis lo dejaron en 2.715.415 euros.

Y sigue de alcalde.

En la rueda de prensa que ofreció el martes la edil de Hacienda Marta Viñuelas, ofreció un adelanto refiriéndose a los presupuestos y que podrían tener una reducción global de un 30 por ciento, ascendiendo el ahorro en gastos de personal en unos 15 millones de euros. Si fuese así el presupuesto rondaría los 140 millones de euros, de los que se destinarían a gastos de personal 87 millones de euros. Ahora solo falta conocer si en el presupuesto incorporaran la amortización de gastos financieros corrientes y la amortización de capital del crédito sindicado para pagar a proveedores, en total 14.726.319 euros.

Si a esta cifra sumamos los gastos de personal el resultado son 102 millones de euros, con lo cuál el ayuntamiento solo tendría un margen de maniobra en el ejercicio de 38 millones de euros, de ahí paguen luz, conservación y reparación de vías públicas, limpieza viaria, mantenimiento y conservación de parques y jardines, etc, etc, etc.


En definitiva Alcalá de Henares está en quiebra y en la miseria, y solo hay un responsable Bartolomé González Jiménez, y es que lo que no son cuentas, son cuentos, suficiente para que rueden cabezas y muchos responsables políticos y económicos busquen el destierro antes que los vecinos pidan responsabilidades políticas y penales.


En resumen, sobre importes estimados lo que nos cuesta a los alcalaínos asciende a:

Presupuesto consolidado 2011 gastos                       198.786.653 euros


Amortizaciones  gastos financieros corrientes              5.171.000 euros


Amortización crédito sindicado                                    9.555.319 euros

Total gastos                                                   213.512.972 euros año

17.792.748 euros mes

584.967 euros día

24.374 euros hora

406 euros minuto


Las cifras están tomadas según el presupuesto de 2011 y los gastos estimados de amortizaciones de gastos financieros y capital amortizable 2012.

3 comentarios :

  1. Nuestros políticos alcalainos demostraron ayer ser provocadores e ignorantes, faltos de toda conciencia moral, provocadores de su mismo final, que ayer fue acabar en un furgón policial.
    Se han endiosado tanto que no piensan que el pueblo alcalaino está harto, harto de tanta corrupción y falta de transparencia por parte de estos concejales peperos que ayer pensaron que podían seguir provocando a un pueblo al que se le está apretando en cinturón con tanta subida de impuestos que ya no nos queda agujeros donde enganchar la hebilla.
    Si ayer vieron que los ánimos estaban muy caldeados ¿por qué siguieron la provocación sentandose en la terraza de los Santos Niños, cuando ellos sabían que los manifestantes tenían paso obligado por allí?. Y precisamente en la terraza del Gambrinus, competencia desleal asiática del hostelero alcalaino.
    Ayer me alegré, no por los insultos ni el seguimiento a los concejales peperos alcalainos, me alegré porque por fin Alcalá de Henares empieza a despertarse de ese extraño letargo al que Bartolo nos tenía sometidos, por fin se oyó el “basta ya” de los ciudadanos a la nefasta gestión municipal y po fin nuestros políticos empiezan a darse cuenta que nadie es intocable.

    ResponderEliminar
  2. por favor, habilitar "últimos comentarios" que había antes, porque así podemos ver si hay novedades en reportajes antiguos, y también podemos responder a algunos.

    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los puedes encontrar en la pestaña de la columna de la derecha, bajo la opción de búsqueda en alcalainos.es, en el apartado ''opinión'', entre ''actualidad'' y ''lo más leído''.

      Sentimos las molestias que pueda haber ocasionado el cambio de diseño.

      Un saludo.

      Eliminar