¿Cuántas mezquitas hay ya en España? Ya hay 2000 mezquitas

Hay 1198 mezquitas reconocidas en España, y se estima que al menos hay otras 800 no legalizadas, es decir, que están bajo la pantalla de asociaciones islámicas, o en las trastiendas de comercios musulmanes, especialmente los de productos “halal”.

Para que seamos conscientes de la magnitud de las cifras que estamos hablando, solamente tomando en cuenta las “legalizadas”, hablamos de que en media hay 24 mezquitas por provincia, lo cual es cuanto menos espectacular, y representa otro síntoma de la peligrosa transformación demográfica causada por la llegada masiva de población inmigrante a nuestro país.

En España hay más de 1 millón de musulmanes residiendo, cifra que a todas luces llama la atención si la comparamos con los residentes en países que tradicionalmente han sido receptores históricos de inmigración musulmana, como el Reino Unido, donde se estima que residen 1.600.000. Según Pew Forum, los muslmanes residiendo en España llegarán a ser 1.859.000 antes del año 2030.

Son cifras que asustan en un país que ha sido históricamente referencia del cristianismo, y que pueden ser comprobadas en la web del Observatorio del Pluralismo religioso en España.
 
(c) España2000 Alcalá de Henares - www.alcalainos.es

7 comentarios :

  1. Intellengetia et Libertas27 de agosto de 2012, 19:06

    La invasión inmigratoria que está sufriendo Europa se sustancia, de manera más concreta y peligrosa, en la amenaza islámica, que pretende la subversión y destrucción de nuestra cultura, enraizada en la tradición grecorromana y en el cristianismo, para sustituirla por una forma de vida y un derecho basados en principios musulmanes.
    Es cierto que el peligro nos atenaza a todos los europeos y todo juntos debemos luchar contra él, pero esa visión y ese esfuerzo continental no debe hacernos olvidar que en nuestras calles complutenses están trabajando para suprimir nuestra libertad. En la Asociación al Madina, con sede en un bajo de la calle Calasanz (zona de Caballería Española), está el foco más importante de propaganda y proselitismo islamista, y esa mezquita encubierta está dominada por los Hermanos Musulmanes, a los que pertenece el imán que allí predica, venido expresamente de Egipto. Se trata de Abú Omar Husein, nacido en El Cairo en 1957.
    El país del Nilo fue la cuna de esa organización y en él acaba de llegar a la presidencia Mojamed Mursi, perteneciente a la misma hermandad islamista. El pasado 2 de agosto, en el telediario de Televisión Española de las 15:00 horas, tras comentar la llegada al poder en Egipto de Mursi, se afirmó que los Hermanos Musulmanes también estaban presentes en España, como si fuera lo más natural, y para ilustrarlo mostraron imágenes del interior de la mezquita de la Asociación al Madina, al tiempo que un fiel musulmán tuvo la osadía de decir que pertenecer a los Hermanos Musulmanes era tan normal como hacerlo a cualquier otra asociación o partido político de los que hay en España.

    ResponderEliminar
  2. Intellegentia et Libertas27 de agosto de 2012, 19:14

    LOS HERMANOS MUSULMANES (1)


    La Yamaa al Muslimin ((Hermandad de los Musulmanes o de los Creyentes) es una organización integrista musulmana, de creencia sunní, fundada en 1927 en Islaimiya (Egipto) por Hasan al Banna, con la intención de instaurar un califato basado en la ley islámica (sharia), pues consideraban que “sin un estado islámico, los musulmanes se enfrentarían a su erradicación”. La creación de este grupo se puede considerar el nacimiento para la historia del moderno islamismo radical, que no tuvo demasiado éxito durante los procesos de desolonización tras el orden impuesto al finalizar la 2ª Guerra Mundial, pues fueron duramente reprimidos por los nuevos Gobiernos independientes y por los nacidos de los sucesivos golpes militares que instauraron regímenes nacionalistas-socialistas en muchos países árabes. En su afán expansionista, los postulados doctrinales y objetivos a alcanzar por parte de esta organización (lograr la liberación de los musulmanes de la colonización de Occidente y unificar a todos los países musulmanes bajo un único poder, que se regirá de acuerdo con los preceptos coránicos y la tradición del Profeta) arraigaron también en otros países musulmanes, donde fueron surgiendo ramas o grupos, con denominaciones idénticas o similares.
    Tras la independencia de Egipto de Gran Bretaña después de la 2ª G.M., el Gobierno del rey Faruk les persiguió implacablemente, sobremanera tras el asesinato del primer ministro Mokrachi Bajá el 28 de diciembre de 1.948. La llegada al poder de Gamal Abdel Nasser en 1.952, tras derrocar el rey Faruk, y la instauración de un régimen nacionalista, socialista y laico, produjo más persecución, siendo ilegalizados en 1.954 a consecuencia de un intento de atentado contra Nasser preparado por Mustafá Mashur.

    ResponderEliminar
  3. Intellegentia et Libertas27 de agosto de 2012, 19:15

    LOS HERMANOS MUSULMANES (2)

    Durante las décadas de los 50 y 60, en Egipto, la persecución y la ilegalización de los Hermanos Musulmanes provocará su radicalización, que en el ámbito intelectual fue desarrollada por Sayyid Qutb, destacado escritor e influyente ideólogo de la organización, encarcelado, condenado a muerte y ejecutado en 1966, lo que tuvo gran repercusión en todo el mundo musulmán y, muy especialmente, entre los elementos islamistas más radicales. Qutb elaboró, en su libro "Rasgos en el camino", una nueva formulación respecto a la relación de la comunidad islámica con el Estado, que tendrá una influencia determinante en la evolución del Movimiento Islamista, proporcionándole el soporte teórico del que carecía para asentar el edificio que soportase, de una manera lógica y moderna, la interacción de islamismo y poder político. La base de la teoría de Qutb es la definición de la sociedad egipcia contemporánea y sus gobernantes como "yajiliya", es decir, en estado de barbarismo pre-islámico, ya que había reorientado su sentido histórico a una posición intelectual y política en la cual los gobernantes usurpan la soberanía divina, arrogándose el derecho de legislar y establecer nuevas leyes y valores en contradicción con el islam. El creyente debe por tanto rechazar esa sociedad blasfema y emprender la yijad, primero como superación personal y luego como transformación de la sociedad en una auténtica comunidad islámica. El imperativo absoluto para el hombre musulmán es gobernar aplicando las prescripciones coránicas. Qutb afirma que la "civilización islámica es musulmana y no árabe (lo hace para ampliar su influencia a la gran cantidad de musulmanes no árabes), y “es religiosa, no nacionalista" (hay que recordar que pretende derribar al régimen nacional y socialista de Nasser, que pretende una gran nación panárabe). Las teorías de Qutb provocaron una división en la Hermandad respecto a los medios a seguir para combatir a los sistemas políticos que ellos consideran opresores. Las tendencias más importantes fueron tres, entre ellas los partidarios de un enfrentamiento directo contra el sistema, quienes darán posteriormente lugar a la tendencia más radical en la que lo prioritario dejará de ser la reforma de la sociedad para ser sustituida por la destrucción del poder. Dentro de esta última corriente insurreccional emergerán, durante los años setenta, varios grupos extremistas, entre ellos Takfir Ual Jijra, que recurrirán a la violencia terrorista para lograr sus fines. Otras organizaciones afines que surgieron por la misma época, y también en el seno de la misma tendencia, fueron las egipcias Yemaa Islamiya (Asamblea Islámica) y Yemaa al Yijad (Asamblea para la Guerra Santa, también conocida comoYijad Islámica Egipcia), grupo este último en el que destacó como activista el actual número uno de Al Qaida, Aimán al Zaguajiri "El Doctor". Estas organizaciones aparecen en el entorno de los Hermanos Musulmanes y basándose en sus principios religiosos, filosóficos y políticos, siendo éstos últimos la implantación del califato islamista.

    ResponderEliminar
  4. Intellegentia et Libertas27 de agosto de 2012, 19:18

    LOS HERMANOS MUSULMANES(3)

    Debido al agravamiento de la cuestión palestina, comenzaron su penetración en los territorios que Israel ocupó en la Guerra de los Seis Días de 1.967, principalmente en Gaza, que tiene frontera con Egipto.
    Tras la muerte de Gamal Abdel Nasser, de un ataque cardiaco, el 28 de diciembre de 1.970, accedió al poder Anuar el Sadat, que toleró las actividades religiosas de los Hermanos Musulmanes, pero manteniendo un control estricto sobre ellos, y continuando con un régimen político laico.
    En 1.973, los Hermanos Musulmanes deciden enfrentarse con los gobiernos laicos de Egipto y Siria, para lo que crean un grupo armado que llaman Yijad Islámica, que el 6 de octubre de 1.981 asesina al presidente Anuar el Sadat durante un desfile militar, cuando varios soldados islamistas salen de formación y disparan sobre la tribuna presidencial.
    Los Hermanos Musulmanes crean una rama en Gaza, pero, en un principio, no tiene mucho éxito en comparación con los grupos que formaron la OLP, de tendencia nacionalista-socialista. Sin embargo, durante la 1ª Intifada (1987-1993) contra Israel, que ocupa Gaza, crece el sentimiento islamista y, tomando como base a los Hermanos Musulmanes, se crea Hamas.
    En la década de 1.990 la Yemaa Islamiya, surgida, como ya se vio, de las tendencias más extremistas de los Hermanos Musulmanes, realiza una sangrienta campaña de atentados en Egipto contra turistas y cristianos coptos.

    Tras la finalización de la I Guerra de Afganistán, con la salida de las tropas soviéticas en 1989, los combatientes islamistas, provenientes de todos los países musulmanes, volvieron a sus tierras de origen, y con ellos llevaron las ideas de la yijad mundial que allí les habían infundido los predicadores salafistas wahabíes, bajo el control del saudí Osama Bin Laden, que había sido financiado por los servicios secretos estadounidenses. La yijad se internacionalizaba, y el objetivo pasa a ser la instauración del califato mundial, en el que sólo tienen cabida las ideas y los fieles musulmanes bajo la tiranía y la obediencia ciega a los jefes político-religiosos.

    ResponderEliminar
  5. Al objetivo de conquistar Europa, que se han propuesto los islamistas, ayuda el fomento de la inmigración que realizan los dirigentes políticos y empresarios europeos. En las mezquitas de los barrios europeos se predican ideas musulmanas rigoristas, creando el caldo de cultivo para el surgimiento de extremistas dispuestos a acelerar el proceso hacia la conquista mundial con la acción directa. Un sayón de esos, que pronuncian prédicas supuestamente impolutas, pero que envenenan los cerebros, sermonea en la mezquita de la Asociación al Madina. Sólo utilizan la palabra e invocan a Alá, pero infunden odio hacia Europa y lo europeo, hacia nuestra cultura cristiana y hacia las mujeres, y ese odio, tarde o temprano, engendra violencia terrorista.

    Debemos impedir que esa mezquita encubierta crezca y se apodere por completo del barrio de Caballería Española, sin duda para asaltar después el resto de la ciudad. Siendo esto claro, no podemos olvidar que la connivencia de muchos medios de comunicación españoles, emitiendo propaganda proislamista de forma constante, también es una amenaza creciente, y debemos contrarrestarla con constantes escritos y opiniones que expliquen a nuestros compatriotas la peligrosa realidad.

    ResponderEliminar
  6. La verdad es que acojona un poco lo que está pasando

    ResponderEliminar
  7. expulsión inmediata de todas las retas islámicas de España demolición de sus perras mezquitas y si no a campos de exterminio .me cago en ala mahoma y todos sus perros creyentes

    ResponderEliminar