Una banda atracó en dos establecimientos en dos días en El Ensanche (SUCESOS)

Con la cara tapada con pasamontañas y bragas, cuatro hombres asaltaron el pasado jueves la farmacia situada en el número 28 de la calle José María Pereda. ''Entraron con cuchillos carniceros, estaban muy nerviosos. La recaudación, la recaudación, gritaban'', relata una de las empleadas que vivió el atraco.

Eran las 14:30 horas. En el establecimiento, además de cuatro trabajadores, había dos clientes. ''Armaban mucho bullicio, gritaban mucho, Pedían sin parar el dinero y al final acabaron arrancando las cajas. Fue todo muy rápido'', relata la testigo quien asegura que, por la voz parecían hombres jóvenes de nacionalidad española.

En cuestión de minutos salieron con el botín a la calle donde les esperaba el quinto miembro de la banda al volante de un Mercedes color negro con el motor en marcha. Con éste huyeron en dirección a la autovía A-2. Antes, algunos de los testigos consiguieron apuntar la matrícula del vehículo.

Dos días después, la historia se repetía. El sábado a las siete de la tarde, tres individuos encapuchados y, en esta ocasión, armados con bates además de cuchillos, entraron en la tienda de Telefónica del número 8 de esta misma calle y, ''amenazando con un arma blanca a la dependienta, reventaron las vitrinas y se llevaron los terminales además de la caja. En total, 6.000 euros de botín'', cuenta el responsable del local.

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía de Alcalá investigan desde entonces ambos hechos y, fuentes policiales aseguran que se podría tratar de una banda que, presuntamente, también habría actuado en otras localidades del Valle del Henares. Al parecer, utilizan para sus atracos siempre el mismo vehículo, al que presuntamente cambian las matrículas de manera aleatoria con placas falsas para evitar la identificación del mismo.


Dos hombres agreden sexualmente a una joven

La llamada de un vecino de Caballería Española alertó a la Policía. En el descansillo de uno de los edificios de esta avenida, había una joven en la madrugada del pasado domingo que entre lágrimas le aseguraba que había sido víctima de una agresión sexual.

Al lugar se desplazaron varias patrullas del Cuerpo Nacional de Policía a cuyos agentes la joven aseguró que, cuando caminaba las inmediaciones de la plaza José de Elola, fue abordada presuntamente por dos varones por la espalda. Mientras uno de ellos le realizaba tocamientos en los pechos y las nalgas, el otro comenzó a proferirle palabras obscenas. La mujer intentó zafarse de ellos y, tras salir corriendo, consiguió despistarles y se dirigió hacia el domicilio de su ex pareja donde la encontró el vecino que llamó a la Policía.

Una vez en las dependencias policiales, la mujer aseguró que los dos varones parecían de origen rumano, ambos llevaban puesto pantalones vaqueros y sudaderas de color blanco y negro respectivamente. 

La Policía descarta que este intento de agresión tenga algo que ver con otras agresiones que tuvieron lugar en la zona en el mes de junio.


A patadas con la Policía

Dos hermanos, uno menor de edad, acabaron en Comisaría tras emprenderla a puñetazos y patadas con los agentes de la Policía Nacional

Según fuentes policiales, el mayor de los hermanos, C.L.L., de 19 años, comenzó a agredir a los agentes cuando éstos estaban amonestando a un joven por presunta posesión de marihuana. Mientras este último huía del lugar, el ahora detenido la emprendía al parecer a patadas y puñetazos con los policías, hiriendo en la mano, de carácter leve, a uno de ellos.

Cuando el joven estaba siendo reducido, su hermano, menor de edad, entró en la pelea para defenderle agrediendo presuntamente a los policías, que procedieron al arresto de ambos por agresión a la autoridad.

No fueron los únicos que acabaron en las dependencias policiales de la avenida de Meco. Al día siguiente, A.D.M., también de 19 años, se resistió a ser detenido cuando los agentes acudieron a mediar en una pelea entre tres varones que discutían acaloradamente cerca del recinto de las peñas. Los implicados aseguran que la disputa se debía a ''temas sentimentales''.


Tres detenidos por hurto y robo con intimidación

El último fin de semana de las fiestas de Alcalá dejó tres detenidos acusados de hurto y robo con intimidación. S.M., de 33 años (de nacionalidad rumana), fue arrestado en la Plaza de la Juventud después de que presuntamente robara 200 euros a un joven a punta de navaja. Poco antes, A.L.L. de 28 años (con un antecedente) y P.L.G.R. de 41 (con 16 antecedentes por robo con fuerza, robo con intimidación y amenazas) pasaron también por los calabozos después de sustraer una pieza de madera de un puesto ambulante valorada en 600 euros.

Venga un robo de comida cuchillo en mano

Con claro síntoma de embriaguez, G.B. apareció en su domicilio del Camino de la Esgaravita y abrió la nevera. Faltaba comida y bebida. Así que no dudó y, según fuentes policiales, tuvo claro que el culpable del saqueo era el matrimonio con el que compartía vivienda.

El varón, de origen rumano, comenzó una acalorada discusión con sus compañeros acusándoles del hurto. En medio de la misma, agarró presuntamente un cuchillo y agredió al hombre, provocándole un pequeño corte en el abdomen. La mujer, quien intentaba evitar el enfrentamiento, recibió un puñetazo en la cara.

Fue entonces cuando G.B. huyó del domicilio profiriendo presuntamente amenazas. No llegó lejos. Cuando intentaba ocultar en el descansillo de la vivienda el arma, fue sorprendido por los agentes del Cuerpo Nacional de Policía. Confesó los hechos y entregó el arma siendo detenido por un presunto delito de lesiones y amenazas.


Más robos en casas con el ''sacacorchos''

La rápida intervención de un vecino llamando a la Policía evitó esta semana que una vivienda en la calle Entrepeñas fuera saqueada por los ladrones con el método del sacacorchos. Según fuentes del Cuerpo Nacional de Policía, este sistema, ''que se basa en un dispositivo metálico que permite sustraer el bombín de la puerta en cuestión de minutos'', ha sido utilizado en varios de los robos de viviendas que han tenido lugar en las últimas semanas debido a las vacaciones estivales. Desde la Comisaría están realizando recuento de los mismos, y las investigaciones no descartan que pudieran haber sido efectuados por los mismos delincuentes.


De antiguo juzgado a ''centro social''

El antiguo juzgado de la calle Luis de Madrona, vacío desde su traslado al Palacio de Justicia, tiene nuevos inquilinos. El local fue ocupado el pasado sábado por un grupo de jóvenes que ha anunciado su apertura el próximo día 16 como centro social para ofrecer servicios de biblioteca, ludoteca o ''asistencia sanitaria básica a personas sin prestación''. Según los jóvenes, ''estaba abandonado, ni se vendía ni se alquilaba, y ahora estará abierto a todo el barrio''.

Ante la ocupación, durante un día, hasta el pasado martes, agentes del Cuerpo Nacional de Policía en Alcalá custodiaron la entrada al local para intentar que los jóvenes lo abandonaran, impidiendo la entrada o salida ''como medida preventiva ante un posible desalojo hasta que legara el dictamen judicial''. Familiares y amigos de los inquilinos, que pasaron la noche frente al local, se quejaban de que se les había impedido facilitarles comida. Finalmente el juez instó a retirar la vigilancia hasta aclarar los motivos de la ocupación, la intención de la misma y la titularidad del local, cuyos propietarios ya presentaron una denuncia por ocupación ilegal.

(Fuente: Diario de Alcalá) 



Roban las cuatro ruedas de un BMW

Colocaron extintores para sujetar el vehículo. El robo se cometió a las 5,30 horas de la tarde del lunes 27 de agosto, mientras el propietario se encontraba trabajando en una de las empresas del polígono industrial Santa Rosa. Fue un vehículo de policía nacional que patrullaba por la zona el que se apercibió de que dos individuos habían quitado las cuatro ruedas de un coche BMW de la serie 3 y habían colocado extintores para sujetarlo. Las ruedas las estaban metiendo en un Ford Focus cuando fueron sorprendidos por la policía, que los detuvo por hurto y avisó al titular del BMW, que en ese momento se encontraba trabajando en una empresa próxima. Las cuatro ruedas fueron recuperadas.

Los detenidos son dos ciudadanos españoles de 25 y 26 años de edad, al parecer de etnia gitana.


Robo en un chalet en Ciudad 10
  Durante la tarde-noche del pasado sábado, 1 de septiembre, tiempo en el que sus propietarios estuvieron ausentes del domicilio, ya que salieron a dar una vuelta y ver las carrozas, personas por el momento sin identificar entraron en el chalet situado en la urbanización Ciudad 10, cerca del hospital, y robaron dos ordenadores portátiles, joyas diversas, perfumes y un bolso de cuero, entre otros efectos.

Cuando los dueños llegaron a su casa por la noche observaron con desagrado que les habían robado sus pertenencias. Los ladrones accedieron al chalet forzando una de las ventanas del salón.

 
Dos individuos que se hicieron pasar por policías robaron un coche con dinero y efectos en el interior
 Un conductor catalán que se encontraba en el aparcamiento de Mercadona de Ciudad10, en el interior de su coche, esperando que saliera su esposa, que en ese momento, las 12,15 horas del día 28 de agosto, estaba realizando unas compras en el supermercado, se vio sorprendido por dos individuos que se acedrcaron a su vehículo, un Audi A-3, diciendo ser policías. Tras mostrarle unas placas que se guardaron inmediatamente, lo conminaron para que se bajara del coche, en el cual se subieron los dosm huyendo rápidamente del lugar.


Se llevaron el Audi y los efectos que su propietario tenía en el interior, entre ellos 800 euros en efectivo, bolso de viaje con ropa, teléfono móvil y documentación del vehículo. Según la víctima, los falsos policías eran dos individuos, uno español de unos 35 años y el otro parecía ser de los países del este de Europa y aparentaba unos 30 años de edad.


(Fuente: Puerta de Madrid) 

No hay comentarios :

Publicar un comentario