La mafia china sacaba de España entre 200 y 300 millones al año

http://diariocorreo.pe/documents/10165/0/image_content_high_32434628_20121016055914.jpgEl fiscal jefe Anticorrupción, Antonio Salinas, ha anunciado en una rueda prensa que calcula que la red desmantelada en la 'operación Emperador', liderada por ciudadanos chinos, blanqueaba entre 200 y 300 millones euros al año, aunque ha precisado que hay que tomar estos datos con prudencia porque se trata de "estimaciones".

El secretario de Estado de Seguridad, Ignacio Ulloa, ha explicado que en los registros se han intervenido seis millones de euros en efectivo, 202 vehículos, joyas, obras de arte y armas, y se han embargado cuentas bancarias de 122 personas y 235 sociedades. Los registros se han llevado a cabo en Madrid, Barcelona y otras ciudades del País Vasco, Castilla y León y Málaga.

Dirigida por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, hasta el momento -la operación sigue abierta- se han practicado 80 detenciones de las 110 órdenes de arresto emitidas. De ellas, la mayoría se han producido en España, pero también ha habido detenciones o las puede haber en otros siete países, entre ellos China.

Por la mañana ya se supo que entre los arrestados estaban José Borrás Hernández, concejal de Participación Ciudadana, Recursos Humanos y Seguridad Ciudadana por el PSOE en la localidad madrileña de Fuenlabrada, el actor porno Nacho Vidal y su hermana María José Jordá. Ignacio Ulloa ha explicado que también se ha detenido a un inspector de Policía, un sargento de la Guardia Civil y una empleada de la Subdelegación del Gobierno en Zamora relacionada laboralmente con el Servicio de Extranjería.

Uno de los cabecillas de la red es el conocido empresario chino Gao Ping, propietario de numerosas naves en el polígono industrial Cobo Calleja de Fuenlabrada (Madrid), conocido como el "China Town madrileño" por el alto número de establecimientos de venta al por mayor de productos importados del gigante asiático.

Delitos

El fiscal jefe Anticorrupción ha precisado que los delitos más importantes y sobre los que pivotan todos los hechos son los de grupo o pertenencia a grupo criminal organizado y blanqueo de capitales.

Pero de estos dos delitos y sobre todo del segundo, dijo, se derivan todas las demás implicaciones jurídicos delictivas: cohecho (sobornos), "que normalmente hacen los grupos de crimen organizado con personas españolas"; falsedades en documentos oficiales para blanquear el dinero obtenido de manera ilegal; contrabando, del que dijo que es el "delito base"; delitos contra la hacienda pública, coacciones y amenazas; contra la propiedad intelectual e industrial y contra los trabajadores.

El origen del dinero blanqueado es la introducción en España, a través de los puertos de Barcelona y Valencia, de mercancías procedentes de China, de las cuales no se declaraba una parte importante.

Esa mercancía no controlada por Hacienda es el dinero ilícito que la organización blanqueaba a través de tres métodos. El primero de ellos consistía en el simple transporte en bolsas o maletas de dinero a su país de origen y allí lo recibía la organización, que lo invertía en inmobiliarias u otros negocios. Otro modo de blanquear dinero era a través de transferencias. En alguna ocasión llegaron a crear sus propias agencias de transferencias.

También blanqueaban por lo que Antonio Salinas ha denominado "compensación", cuando pactaban con españoles que tenían dinero en paraísos fiscales. Los españoles mandaban dinero del paraíso a China y los chinos le daban a él dinero efectivo en España.

Gao Ping, el 'puente'

Gao Ping, arrestado en su chalé de Somosaguas, es un importante empresario que pretendía convertirse en un "puente" entre España y China con negocios relacionados con el arte.

En 2007, Gao Ping, de 45 años y afincado en España desde 1989, creó la Fundación de Arte y Cultura (IAC), que, según su propia página web, nació como plataforma cultural para promover el intercambio y desarrollo de arte entre España y China.

Propietario de una galería cercana al Museo Reina Sofía, es precisamente el dueño de varias naves del Cobo Calleja, desde donde se distribuían productos llegados de China, como bisutería y bolsos que se ponían a la venta hasta en 110 puntos distintos de España y Europa.

La operación, llevada a cabo fundamentalmente por agentes de la Unidad contra la Droga y el Crimen Organizado (UDYCO) y la Unidad contra la Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) en colaboración con la Agencia Tributaria, continúa abierta.

www.elmundo.es

4 comentarios :

  1. Que repartan los 300 millones de € entre los comerciantes españoles arruinados, por la presión de las 2 o 3 tiendas de "chinos" que abren en cada calle...

    ResponderEliminar
  2. Por favor, difundir esto lo máximo posible, que los periodistas oficiales están diciendo que SOLO son ALGUNOS CHINOS, que no todos son así, etc, la pamplina de siempre, y encima algunos van más allá, al decir que es que es normal que se lleven el dinero porque aquí Rajoy no lo está haciendo bien y tal

    Es decir, públicamente se está incentivando a que se realice la evasión fiscal!!!!! se les comprende y comparte una conducta delictiva!!!!!!

    Que asco de gentuza nos gobierna y que parásitos pululan a su alrededor.

    Cada vez me gustáis más

    ResponderEliminar
  3. lo de los chinos es que es impresionante, a ver de donde van a sacar tanto dinero si no es de cosas chungas??? que compran los locales con pasta a toca teja, con dinero en efectivo y billetes de 500, que eso es normal para unos inmigrantes que acaban de llegar???? y que en teoría vienen sin dinero

    ResponderEliminar
  4. no entiendo, ¿porque la gente todavia etra en las tiendas chinas?
    es que no ve, que esto es una invasion???

    ResponderEliminar