2012: Un año perdido para Alcalá bajo los pactos de la crisis política y económica

(ALCALADIGITAL) - Enjuiciar objetivamente el comportamiento de la Corporación Municipal y, del Equipo de Gobierno, de Alcalá de Henares, en el transcurso de este año se puede antojar un tanto difícil, porque a pesar de que en 12 meses se han dado teóricamente circunstancias muy dispares, como el cambio de alcalde incluido, lo que es para la ciudadanía poco o nada ha cambiado. Una cosa son los cambios que se han podido realizar a nivel interno y otra las cosas que la “calle” percibe o se detecta, y esto siempre suele ser sintomático del nivel de cada cual. Al ciudadano, independientemente de quien gobierne, lo que le interesa es tener cubierto las necesidades básicas, sanidad y educación por un lado y sobre todo que le puedan despejar el futuro sobre sus posibilidades económicas. En el caso de las competencias municipales, el día a día impone unas realidades que generalmente suelen estar ausentes de las grandes políticas nacionales. 

El ciudadano de Alcalá sabe que tiene que dedicar parte de sus ingresos a pagar una serie de tributos municipales. Como administración “teóricamente” más próxima al ciudadano debe de haber una corresponsabilidad que no siempre se utiliza, entre otras cosas porque no se puede, sobre todo en estos momentos donde el ayuntamiento y su equipo de gobierno está atado de pies y manos haciendo un ejercicio de gestión más que de política. 

Cuando un ayuntamiento está intervenido como el de Alcalá, (y la gran mayoria de España) esté quien esté en el equipo de gobierno, lo único que puede hacer es administrar y gestionar, algo para o que sin duda no han recibido la correspondiente formación. La política como muchos ámbitos en nuestra vida es cuestión de dinero, cuando se acaba este, adiós política. Unos vivirán mejor y otros peor, todo es cuestión de sus antecedentes. 

En este año que está próximo de acabar, el balance es completamente plano, incalificable, cada partido ha tratado de sacar de sus estrategias el mayor fruto pero es estéril, todavía las próximas elecciones están lejos, muy lejos para gobierno y oposición y es imposible postularse con tanto tiempo de por medio. 

El PSOE a pesar de ver reducido su número de concejales, vio compensado esta faceta al romper la mayoría de gobierno del Partido Popular. Javier Rodríguez consiguió poner orden en el partido, unir intereses, alzarse con la secretaria general aunque le alejase de las directrices de la PSM y ahormar un buen equipo con la experiencia suficiente para gobernar en caso de que las urnas lo requieran, sino antes. Ha sabido con esfuerzo y trabajo situarse al lado de las demandas de gran número de alcalaínos consiguiendo ser una alternativa fiable a la gestión del Partido Popular. Como ha sabido ganarse a IU, quien ha trabajado de manera fértil para que los impuestos de los alcalaínos se vieran reducidos. Lo de UPyD Alcalá es digno de estudio sociológico, porque de político el resto de partidos lo han juzgado pleno, tras pleno, o en las ruedas de prensa. Ningún partido en la historia de la democracia en Alcalá se había mostrado tan incoherente, fuera de lugar y de la realidad de la ciudad, los que tanto criticaban a los supuestos ultras se han convertido en verdaderos apologistas del sinsentido y de la razón. Y es que explicar a los alcalaínos que han apoyado dos veces al gobierno del Partido Popular va ser no muy difícil, sino imposible. 

En cuanto a España2000, que parecía la “bicha ultra”, pues ni tan bicha, ni tan ultra. Por mucho que les pese a los llamados “partidos democráticos”, con un solo concejal han hecho un trabajo serio, riguroso, siempre pensando en el bien de la ciudad y del alcalaíno, su mensaje ha estado siempre lleno de coherencia, buscando con propuestas sensatas llevar a Alcalá por un camino acorde al tiempo y a la realidad que vive, han puesto un mensaje serio y revitalizador, algo que no han tenido en cuenta el resto de partidos sujetos a un corsé ideológico y doctrinario ajenos a la realidad del día a día alcalaíno. 

Mientras, el Partido Popular, se ha erigido en un partido de gestión, se encuentran agazapados, siguiendo las directrices de la oposición. Las iniciativas del Equipo de Gobierno son prácticamente nulas, les pesa demasiado la herencia de Bartolo, en tanto que en Madrid están divididos entre Aguirre y Rajoy; sigue existiendo un hermetismo total sin definirse claramente en un significado u otro, en este caso están igual o peor que el año pasado. Se ha convertido en un partido que gestiona el día a día sin grandes proyectos, donde no se puede poner nota al alcalde Javier Bello, al ser heredero de la losa que le ha dejado Bartolomé González y tener las manos atadas en cuanto a conseguir poner en boga un gobierno con la eficiencia que en la situación actual requiere. Le han dejado unos concejales acostumbrados a gobernar y gestionar en mayoría con bonanza económica, pero ahora es otra cosa, se está en minoría y con las arcas vacías. 

Como tampoco ha habido ideas viables, todo lo que se ha puesto en marcha ha sido decretado por el Gobierno de España, con el plan de viabilidad, donde se contempló el pago a proveedores. Desde el ayuntamiento no ha existido ninguna estrategia acorde al presente y futuro del municipio, no ha existido un plan de saneamiento, ni en el ayuntamiento, ni con las juntas de distrito, ni un plan de transparencia para conocer que ha pasado por ejemplo con la empresa de la limpieza o el asunto de los barrancos de Azaña, cuanto les cuesta a los alcalaínos, y como están estos asuntos. El caso es que todo sigue igual, nadie se ha bajado el sueldo, y solo a última hora la paga extraordinaria de los concejales puede ir a temas sociales. La incógnita reside en que si Montoro no se hubiera interpuesto a donde hubiera llegado la deuda de Alcalá, porque a pesar de las “injerencias” de la Cámara de Cuentas no parece que había mucho propósito de enmienda. 

Mucho ruido y pocas nueces para un año nefasto, gris tirando a negro, y lo peor es que va a seguir igual, porque no hace falta ser adivino para vislumbrar el presente.

 http://www.alcaladigital.com/Diciembre2012/111212/alcala/1.html

2 comentarios :

  1. Lo de UPyD efectivamente es de desquiciados, son gente que se les ve a la legua que van de todo lo contrario a lo que predican, menudos hipocritas

    ResponderEliminar