¿Qué le unía a Rosa Díez con Bárcenas?

Los papeles de Bárcenas nos han deparado muchas sorpresas. Como sorprende siempre que a quienes votamos, para ejercer el poder noble que emana de las urnas, usen la legitimidad democrática para instaurar una red clientelar donde unos empresarios se dejan comprar y un partido político se deja vender, a cambio de unos cuantiosos sobres con dinero sucio. Que el PP es un avispero de corrupción, no es nada nuevo; pero que UPyD, con solamente cinco años de vida, naciera de la corrupción supondría un fraude electoral y político sin parangón.

Según las informaciones publicadas por El País sobre los papeles del extesorero del PP, Basta Ya, la asociación cívica que estuvo liderada por Rosa Díez y que sirvió como plataforma para la fundación de UPyD, recibió sobres de dinero negro.  El partido político que nació para regenerar la democracia resulta que está involucrado en la mayor trama de corrupción de la historia democrática española.

Rosa Díez, el ariete contra la corrupción, contra los desmanes en las cajas de ahorros, contra el despilfarro de los coches oficiales, contra el gasto en las comunidades autónomas y contra todo lo que no sea ella misma, parece que tiene mucho que ver con el cobro de sobres procedentes de la corrupción que tanto critica y que le ha valido la confianza de muchos ciudadanos hastiados y que depositaron su voto en UPyD porque de buena fe creyeron que regeneraría la democracia.

El número dos de UPyD, diputado en el Congreso de los Diputados y el hombre que férreamente controla la formación magenta, ha admitido que el PP donó dinero a Basta Ya procedente de los ingresos que los  empresarios le regalaron al PP en recompensa por los favores políticos prestados.

El político magenta dice que nunca supo de dónde procedía el dinero recibido por la asociación Basta Ya para, en un acto de cinismo mayúsculo, escurrir la responsabilidad. Los culpables son los coches oficiales, el número de concejales, las comunidades autónomas o la sanidad pública, no quien puso el cazo para recibir sobres de dudosa procedencia.

La relación directa de Basta Ya, la plataforma originaria de UPyD,  con los papeles de Bárcenas ha hecho temblar a los dirigentes de la formación magenta, ya tocada por sus conflictos internos que le impiden una implantación regular por el conjunto del territorio español. Si hay un tema en el que Rosa Díez se siente cómoda y donde saca beneficios electorales es en la crítica contra la corrupción. La política magenta consigue conectar con la indignación a costa de palabras huecas y un populismo exacerbado.

Sin embargo, Rosa Díez no sabe no contesta. Apenas ha hecho una declaración en Radio Nacional de España sobre la corrupción que afecta al PP.  Han sido los diputados rasos de UPyD, sin perfil mediático y a los que le cuesta mantener un discurso comunicativo lineal y atractivo si no es leyendo lo que van a decir, quienes han criticado con más dureza  las informaciones publicada por El País.

Mientras tanto, Rosa Díez anda agazapada y sin aclarar qué hay de cierto en las informaciones que vinculan a su joven formación política con un caso de corrupción que ha sido la gota que ha colmado el vaso de la paciencia de la ciudadanía. Rosa Díez tiene que aclarar qué le unía con Bárcenas y cuánto dinero y en qué condiciones fue donado.

De lo contrario, UPyD pasará de ser el adalid de la regeneración democrática a liderar la degeneración democrática en tiempo récord. La líder de UPyD tiene que aclarar qué sabe sobre el Caso Bárcenas y qué motivos financieros llevaron al cierre de la plataforma Basta Ya que terminó siendo el trampolín para fundar UPyD.

No hay comentarios :

Publicar un comentario