Rafael Ripoll en el pleno sobre los presupuestos: ''No vamos a buscar el beneficio del desorden''

''Aunque no nos gusten los presupuestos, esta ciudad tiene que arrancar. Una ciudad sin presupuestos no funciona y nosotros no vamos a buscar el beneficio del desorden''. Ése fue el planteamiento general que transmitió el portavoz del grupo mixto España2000, Rafael Ripoll, en el pleno de aprobación de los presupuestos del lunes 25 de marzo. Su partido fue el único que no presentó ninguna enmienda dada ''la escasa fuerza política que tiene en el ayuntamiento'', pero votó a favor de algunas de las de IU y PSOE para incluirlas en los presupuestos de ''economía de guerra'' presentado por el PP. Al igual que el de IU, el voto final de España2000 fue la abstención.

Ripoll hablo de la ''mala gestión'' de los gobiernos nacionales durante la democracia y de ''diez años perdidos'' en Alcalá de Henares, donde no se había instalado ninguna nueva industria porque no se había invertido en ella, posicionándola en una situación de desventaja con respecto a otros municipios de la región que sí lo hicieron, como Tres Cantos o Getafe, '' Y la consecuencia - fijo Ripoll - ha sido el cierre de empresas como Bosh, Electrolux o Roca'', y así - si no se impide - ''hasta que sólo quede una ciudad llena de bares y bazares''. El concejal de España2000 explicó que los presupuestos del PP, con una disminución en el ingreso por tasas del 17% eran unos presupuestos ''escasos e injustos'', '' de economía de guerra, basados en el déficit cero, la contención de gastos, el pago a proveedores y de los intereses a los bancos y el mantenimiento de los escasos servicios sociales''. Pero cuando hablaba ''de guerra'' quería decir figurada, por lo que instó a los grupos a ''olvidarse de las siglas'' y apoyar, aunque sea con la abstención, los presupuestos en vez de participar del caos de que ''a río revuelto, ganancia de pescadores''.

De esa manera Ripoll dijo que la coincidencia de enmiendas del PSOE e IU era algo positivo, pero también contestó a IU que ''ni todas la enmiendas sociales son de izquierda, ni todas las enmiendas de izquierda son sociales''. Y puso ejemplos. Ripoll dijo no estar de acuerdo con que se concedan subvenciones a la plataforma de educación pública, como tampoco lo estaría si se le diesen a una plataforma por la educación privada. Tampoco estaba de acuerdo con que se propusiera realizar la Semana de Azaña con una partida de 50.000 euros, pues aunque fue una figura importante también lo fue Cisneros y no se celebra ninguna semana en su nombre. Tampoco estaba a favor de hacer un Observatorio contra el racismo y la xenofobia destinando 8.000 euros ''cuando no se ha dado ningún caso, y lo que hay en esta ciudad son casos de antiespañolismo pues ya se han ofertado cursos gratuitos y exclusivos para inmigrantes, para que cuiden enfermos y a mayores, cuando esos mismos cursos no los hay para españoles''. En cambio sí que se mostró partidario de otras enmiendas ''sociales'' presentadas por IU y PSOE, como las referidas a que hubiese más becas de comedor, abono de transportes para parados, etcétera.

Semanario Puerta de Madrid

No hay comentarios :

Publicar un comentario