Adiós a Eurovegas

El magnate judío Sheldon Adelson, como si de un tahúr del Mississippi se tratara, iracundo porque sus trampas han sido descubiertas, ha pegado una patada a la mesa de juego haciendo saltar por los aires el proyecto Eurovegas, dejando con las vergüenzas al aire a los representantes políticos de la Comunidad de Madrid. Y los ha dejado en evidencia porque los dirigentes del PP estaban dispuestos reformar aquello que fuese necesario, pero se les cruzó la legislación europea y la desmedida codicia del inversor estropeándoles su gran baza económica, el cuento de la lechera de cientos de miles de puestos de trabajo. 

Cuando Las Vegas Sand fijó sus apetencias en tierras madrileñas lo hizo con ojos de buitre, sobrevolando un cadáver económico, y entabló negociaciones con ánimo de expoliar todo cuanto se le pusiese por delante, dado que veía a España como un paraíso para conseguir ganancias sin ningún riesgo y a bajo precio. El gobierno regional, en lugar de responderle que se fuese a estafar a otros con el juego de los triles, aceptó el envite y, sin recato y con poca publicidad, comenzó a hacer reformas para allanar el camino a la llegada de lo que sería el mayor complejo de garitos del continente. 

Es interesante conocer cuáles fueron esas modificaciones: 

- Por Decreto Legislativo 1/2010, de 21 de octubre, del Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid, y en su Disposición Transitoria Cuarta, se establece lo siguiente: Cuarta.- Tasa Fiscal sobre los Juegos de Suerte, Envite y Azar en el supuesto de nuevas autorizaciones de casinos de juego : “En el caso de que se concediesen nuevas autorizaciones de casinos de juego en la Comunidad de Madrid, la Tasa Fiscal sobre los Juegos de Suerte, Envite y Azar aplicable a los casinos se devengará al tipo tributario general regulado en el artículo 41.Uno.1 de esta Ley, a partir del momento en que se conceda una nueva autorización de apertura y funcionamiento”. En román paladino, los casinos, de haberse abierto Eurovegas, tributarían al 20% de sus ingresos brutos, cuando ahora lo hacen al 45 %. Hábilmente, y para evitar que les acusasen de promulgar una norma "ad hoc", rebajaron el impuesto a todos los casinos en caso de una nueva concesión. No obstante, los negociadores de Eurovegas aún consideraron que el 20 % era excesivo, y su posición fue que no pagarían por encima de un 8%. 

- En el BOCM del 29 de diciembre de 2.012 apareció publicada la Ley de Medidas Fiscales de la Comunidad de Madrid, en la que se establecieron las condiciones específicas para los Centros Integrados de Desarrollo (CID), proyectos que, por su importancia e interés, según opinión de los redactores de la norma y creadores de tal figura, se les aplicará una normativa diferente a la general, concediéndose unas condiciones muy beneficiosas para ellos. Eurovegas hubiese sido un CID con todos los beneficios que eso comporta. 

- Se creó la figura denominada Proyectos de Alcance Regional (PAR), que allana las dificultades para el desarrollo de infraestructuras, lo que facilitaría la construcción de las vías de acceso hasta el asentamiento de un CID. 

- El Gobierno central, por su parte, autorizó a los ayuntamientos a hacer una bonificación del 95% del IBI a aquellas actividades económicas que se instalen en su término municipal y que sean consideradas como de especial interés o utilidad pública. 

Todo ello no era suficiente, y Sheldon Adelson, convencido, considerados los triunfos iniciales, de que en España la legislación era moldeable para ajustarla a su avaricia, realizó la exigencia estrella: el blindaje total de su inversión con garantía de que se reintegrasen las posibles pérdidas. Este es el tipo de inversores que nos trae la globalización, con rebaja de derechos laborales, aportación de dinero que nosotros les tenemos que prestar a bajo interés y la seguridad de que entre todos pagaremos su fracaso. Así son los empresarios transnacionales, los emprendedores de la mundialización. 

No obstante, lo realmente importante, lo que nos interesa, es por qué nuestros representantes han aceptado, no ya haber llegado a iniciar reformas legales, sino tan siquiera haber acogido la más mínima pretensión del promotor de Eurovegas, y lo que esperamos de ellos es que se comprometan a no volver a jugar nuestro futuro en la ruleta trucada de los piratas de la inversión. Y es de capital importancia ese compromiso porque, al parecer, se está negociando otro macroproyecto similar a Eurovegas, en este caso en Torrejón de Ardoz, con inversores chinos, en lo que podríamos denominar “Eurochina”, y que nos toca a los complutenses mucho más de cerca. Es de prever que los asiáticos querrán traer su modelo laboral a España, ahora que ya han conseguido desplazar gran parte del comercio nacional, gracias a la inmigración descontrolada, e inundar nuestro mercado con sus artículos de baja calidad y producidos con mano de obra esclava. 

Ya es hora de variar el rumbo económico de España, de rechazar contundentemente el estar relegados a ser los proveedores de servicios de bajo valor añadido para los potentados que han robado nuestra industria con la connivencia, durante décadas, de los sucesivos gobiernos, de renegociar las condiciones de nuestra pertenencia a la Unión Europea, de poner coto a la competencia desleal de los países sin derechos laborales, en suma, es hora de recuperar nuestra soberanía económica como trampolín para rediseñar el caduco orden político europeo.

Manuel Montes Rodríguez
Vocal de España2000 Distrito II 

1 comentario :