Con Rusia y las víctimas

Al leer algunas noticias acerca de los tristes sucesos de Volgogrado, uno tiene la impresión de estar reviviendo tics, expresiones y argumentos encaminados a justificar a los terroristas, que no veíamos desde las crónicas de la Guerra de Chechenia en los años noventa. Por aquel entonces muchos medios de comunicación adoptaron una línea editorial de defensa  de “los luchadores por la libertad del Cáucaso”, al tiempo que criminalizaban a las Fuerzas Armadas y de Seguridad rusas.

Esta velada defensa y/o apoyo del terrorismo islamo-separatista en Chechenia y zonas periféricas, estaba basado en tres pilares: el debilitamiento interno de Rusia y su Gobierno, el cercenamiento de sus fronteras y la toma de control de enclaves energéticos estratégicos en el espacio post-soviético.

Todo aquello pasó, la democracia ganó al terrorismo, y el pueblo ruso ha podido pasar página y vivir en paz y libertad. Sin embargo, quedan aún algunos grupúsculos de fanáticos que cuentan con capacidad operativa gracias al respaldo exterior (político y económico) de algunos países de la OTAN y del Golfo Pérsico. Llegados a este punto hay que recordar que el Reino Unido dio refugio a Boris Berezovski, un mafioso  prófugo de la justicia rusa, con estrechos vínculos con los islamistas chechenos; o que Polonia puso en libertad al líder de los terroristas chechenos en el exilio Ahmed Zakayev.

Rusia es un Estado democrático de derecho, y el apoyo a su pueblo y a sus instituciones debería ser unánime. Sobre todo aquí en España, donde por desgracia compartimos con Rusia la lacra común del terrorismo. Sin embargo, y con gran asombro, podemos ver como en una cabecera de referencia en la prensa escrita española, en concreto en El Mundo, cabe encontrar una justificación nada velada de los terroristas.

En concreto, en el artículo publicado en su edición digital bajo el título “Las 'viudas negras', una especie letal “, el autor, Xavier Colás, sostiene la siguiente afirmación: “Rusia ha aniquilado o encerrado a jóvenes de esa región por el hecho de estar en edad de combatir”, en relación a la labor de las Fuerzas de Seguridad rusas en las repúblicas de Daguestán y Chechenia.

Detengámonos por un instante a analizar la barbaridad y la  infamia que sostiene el diario de Pedro J. Ramirez: Rusia ha aniquilado a los jóvenes de la región por el mero hecho de estar en edad de combatir. Sin comentarios. 

JESÚS DOMÍNGUEZ
Vocal del Consejo de Cooperación y Derechos Humanos del Ayuntamiento de Alcalá de Henares

1 comentario :

  1. Putin sabe como tratar a los terroristas y llevarles donde tienen que estar, bajo tierra; mientras nosotros dejamos que sean diputados o alcaldes.

    ResponderEliminar