1118: la conquista de Alcalá La Vieja

Recordamos el 3 de mayo de 1118, una fecha determinante para el desarrollo de Alcalá, siendo desde este momento un centro imparable con un crecimiento económico y poblacional. Cuando se encontraban las tropas cristianas hostigando la fortaleza mora desde el cerro del Malvecino, cuenta la leyenda que aparece una cruz en llamas sobre la cima del Ecce Homo. Este hecho refuerza la moral de los cristianos y aterroriza a los asediados moros, haciendo posible la conquista de la plaza de Alcalá la Vieja como narró Ambrosio de Morales en el siglo XVI.

El Arzobispo Bernardo de Sedirac, vino con su ejército a cercarlo, Mas no pudiendo el Arzobispo, como allí se dice, conquistar el castillo por ser tan fuerte, el Rey Don Alonso vino sobre él, e hizo una bastida, como medio fortaleza en otro cerro frontero del castillo; y desde allí lo comenzó a batir con los trabucos y otros ingenios que entonces había para tirar grandes piedras que rompiesen  y derribasen los muros. De este fuerte, se mantienen los fundamentos en aquel cerro. Y espanta cierto, según está lejos por el valle de en medio, como podían tener ímpetu y fuerza los ingenios para tierra al muro, y romperlo desde allí. Y fue tanta la rapidez con la que sucedió y el efecto del tirar, que no pudiéndolo los Moros aguantar, abandonaron el castillo, y huyendo ellos por la parte contraria de donde el Rey estaba. El rey Don Alonso, centró las fuerzas y se apoderó de la fortaleza. [1]

Hechos como los que hoy recordamos hicieron posible la victoria de una resistencia  que, durante más de 700 años, combatió por recuperar su libertad e identidad y forjó la nación que dominaría el mundo: España.

En nuestras manos está que la sangre de nuestros antepasados no fuera derramada en vano.





[1] Ambrosio de Morales: Opúsculos castellanos “Crónica general de España”. Conservado en la Real Biblioteca del Monasterio del Escorial, escrito en el siglo XVI, publicado en 1793. 

© España2000 - www.alcalainos.es

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada