Pujol: el precio de la corrupción



Jordi Pujol, entonces Presidente de la Generalitat Catalana y de CiU, fue recibido en Alcalá de Henares en febrero de 2001 por Rafael Ripoll, quien arrojó treinta y tres monedas a la cara de Pujol. El actual concejal de España2000 acudió junto a un grupo de estudiantes alcalaínos para protestar por la visita de uno de los peores “cánceres políticos” que ha vivido la España democrática. 

Ante el estruendo causado por las treinta y tres monedas arrojadas al paso de Pujol, las cámaras pudieron grabar con nitidez las palabras de quien es hoy concejal en Alcalá de Henares, Rafael Ripoll, “Este es el precio que te han pagado por vender Cataluña y España”, le reprochó al entonces Presidente de la Generalitat Catalana y de CiU.

El “President” estaba de visita en la segunda enclave más importante de Madrid, rodeado de palmeros que no dejaban de alabar y agasajar a tan mezquina persona. Ya entonces era vox populi lo que ahora ha salido a la luz gracias a los “y tú más” a los que se dedica  la casta política española, para quitar importancia a las tropelías de sus compañeros.

Como en el popular cuento del “Traje Nuevo del Emperador”, Rafael Ripoll denunció en alto lo que todos pensaban, y algunos han ocultado. El bochornoso espectáculo de recibir como una especie de héroe de la nación a este oligarca corrupto y anti-español. Para Pujol, y toda la casta separatista, Cataluña debe ser un cortijo en el que tener impunidad para sus fechorías. No nos engañemos, una Cataluña independiente tendría niveles de corrupción (mayores incluso a los actuales), propios de una república bananera, algo que deberían tener claro quienes creen que la estelada les sacará de la crisis.

De aquellos polvos de compadreo y complicidad con la corrupción y el apartheid lingüístico, han derivado estos lodos que por desgracia nos anegan en la actualidad.

© España2000 - www.alcalainos.es

2 comentarios :