España2000 defiende que el ayuntamiento ejerza la acusación particular en la Operación Flauta

“Los sospechosos de corrupción deben ser apartados de las arcas públicas y no hacerlo, merece una reprobación”
 
Para Rafael Ripoll, concejal de España2000, tras la intervención realizada por la UDEF (Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal) en el Ayuntamiento de Alcalá de Henares, que ha conducido, según las últimas informaciones publicadas a la detención de al menos siete personas, entre ellas la de una ex concejal del PP, es fundamental que cuando la causa se concrete, se persone el Ayuntamiento como acusación particular, pues “hay que exigir y dilucidar los motivos de las detenciones, así como el dinero público que haya podido ser utilizado o desviado para intereses particulares y exigir a los culpables su reposición a las arcas públicas”.

Según Ripoll, “la sombra de la corrupción sobre las instituciones públicas planea de forma incesante y la sospecha sobre todos los cargos políticos es permanente, por eso desde España2000 aplaudimos la decisión del anterior Alcalde de la ciudad, Javier Bello, de haber acudido a la comisaría, tal como él dice, a denunciar determinadas prácticas corruptas realizadas bajo su mandato; aún a riesgo de perjudicar a propios compañeros suyos. Este acto lo aplaudimos porque creemos que una de las mejores formas de acabar con la corrupción es que desde el seno de los mismos partidos en cuanto tengan sospechas o indicios de prácticas irregulares deben ser los primeros en denunciar y no esperar a que las actividades corruptas proliferen o sean descubiertas por terceros. Es fundamental que Javier Bello haga pública la denuncia que afirma haber presentado en el pasado mes de noviembre para que los vecinos de Alcalá comprendan el calado de su acción, y su iniciativa debe servir de ejemplo para muchos otros  conocedores, si no cómplices, de otros posibles casos de corrupción”.

“Pero también en España2000 consideramos que Javier Bello ha cometido un enorme error al mantener en sus puestos a aquellos aparentes responsables de los casos que él denuncia; es inaudito que si alguien tiene indicios de tal magnitud, hasta el punto de denunciar determinados hechos mantenga en cargos de altísima responsabilidad y manejando presupuestos y dinero público a los sospechosos de prácticas corruptas; no se puede dejar a cargo del corral a los zorros con disfraz, y más sabiendo que son zorros”.

“Así pues, si tal como indica el anterior alcalde, su denuncia es cierta, debe ser aplaudido por ello, se trataría del primer caso en España en que corruptos son denunciados por un miembro de su mismo partido, y este comportamiento debe ser alentado, pero también merece una sonora reprobación, una potente, sonora y metafórica colleja, por no saber actuar en consecuencia de su acción, en la que no cabía otra forma de operar que la de apartar las manos de los sospechosos de corrupción de las arcas municipales; habrá que ver también si su indolencia entraña responsabilidad penal”, concluye Ripoll.

No hay comentarios :

Publicar un comentario