Los residuos del incendio de Chiloeches suponen un "grave riesgo"

Los residuos quemados en el incendio de Chiloeches (Guadalajara) "procedían de industrias farmacéuticas, químicas y papeleras" y suponen un "grave riesgo", ha asegurado ayer Luis Palomino, secretario general de la Asociación de Empresas Gestoras de Residuos y Recursos Especiales (ASEGRE).

En la nave afectada del polígono de Albolleque, que estaba gestionada por la empresa KUK Medioambiente S.L., había 20.000 toneladas de residuos peligrosos, aunque su almacenamiento “no era el correcto”.

“De acuerdo a las fotografías que tenemos”, ese material estaba fuera de la nave y “con ese tipo de residuos no se puede actuar así, debe estar protegido de las inclemencias meteorológicas” de la zona, ha advertido Palomino.

El experto, que durante la mañana de este martes ha visitado el lugar de los hechos, ha certificado que aunque existen “tres barreras reteniendo los vertidos, no me atrevo a decirlo, pero la cantidad de agua que ha salido es importante, y la contaminación que se ha podido causar es incalculable” tanto en pozos subterráneos como en el suelo y también “por lo que se ha emitido a la atmósfera”.

Lo que quede de esos residuos deberá ser tratado ahora por un gestor autorizado, “pero no se sabe con exactitud” lo que había dentro.

ANÁLISIS EXHAUSTIVO Y PORMENORIZADO

Por ello hay que esperar a un “análisis exhaustivo y pormenorizado de lo que se ha encontrado en las balsas”, ya que las etiquetas de los envases de residuos se han quemado, la documentación ha desaparecido y, de las etiquetas que quedan, “habrá que fiarse o no”.

Palomino ha asegurado que, en España, la gestión y tratamiento de residuos se puede “camuflar” ya que cada autonomía tiene su propia legislación y, “lamentablemente, como todo está muy fraccionado”, los residuos pueden producirse en un lugar, como este caso en Madrid, pero es “relativamente fácil pasar a una u otra comunidad autónoma”.

El secretario general de ASEGRE añade que, aunque no existe un organismo nacional de control,“nosotros lo habíamos denunciado” tanto a las administraciones de Castilla-La Mancha como a la de Madrid, y de hecho el Ayuntamiento de Chiloeches ya había retirado la autorización para su funcionamiento a la empresa KUK Medioambiente S.L.

EVITAR LA INVERSIÓN NECESARIA

Para evitar la inversión necesaria a la hora de acondicionar sus instalaciones, esta compañía “se dedicaba a mezclar los residuos peligrosos con celulosa, y al transportarlos, depositaban tres cuartas partes de esa mezcla en camiones tipo bañera y la cuarta parte la tapaban con restos de construcción, con lo cual pasaban fácilmente como residuos no peligrosos”, ha revelado.

Así, KUK logró trasladar “residuos peligrosos a vertederos de Madrid y Guadalajara con etiquetado de residuos de construcción y demolición”, ha asegurado Palomino.

Respecto a si el incendio fue provocado, “no se puede saber” en este momento, sino que tendrá que ser determinado por las “autoridades judiciales”.

Fuente y foto: efeverde.com

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada